23 de febrero de 2018 03:59 AM
Imprimir

Desarrollan nuevos indicadores inteligentes para mejorar la vida útil de los productos envasados

En el proyecto Sneakpack, cofinanciado por el Ivace de la Generalitat Valenciana y los fondos FEDER, el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (Itene) está centrado en el desarrollo de diferentes indicadores inteligentes que permitan monitorizar productos envasados y que aporten una información extra y de gran valor sobre los productos para los consumidores. […]

En el proyecto Sneakpack, cofinanciado por el Ivace de la Generalitat Valenciana y los fondos FEDER, el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (Itene) está centrado en el desarrollo de diferentes indicadores inteligentes que permitan monitorizar productos envasados y que aporten una información extra y de gran valor sobre los productos para los consumidores.

Una vía en la que se está investigando dentro de este proyecto, y que resulta de gran utilidad para reducir el desperdicio de alimentos y garantizar la seguridad alimentaria, es el desarrollo de indicadores de frescura. Éstos se imprimen directamente sobre el material de envase y pueden informar sobre la frescura de los alimentos que contiene, de una forma individualizada y a tiempo real.

En este contexto, el desarrollo se está realizando para productos frescos y de IV y V Gama. Diferentes etiquetas cambian de color a medida que el alimento pierde frescura o se va deteriorando. El consumidor puede ver por diferentes estados de colores que el producto se está estropeando, pero también puede recibir a través de una app un aviso al móvil para alertar sobre su pronto consumo.

Aparte de mostrar cuando un producto ha perdido su frescura o se encuentra en mal estado, dentro del proyecto SneakPack también se están desarrollando indicadores de cocinado principalmente aplicables a productos horneables o microondables. El empleo de indicadores de cocinado a base de formulaciones de tintas con compuestos termocrómicos o cromoactivos pueden dar información al usuario del correcto cocinado de productos dentro de su envase en horno/microondas.

Se garantiza así el óptimo consumo del alimento y estandarizando el cocinado del producto a diferentes hornos/microondas. Con un simple golpe de vista el consumidor podrá ver si el alimento que está calentando está ya a la temperatura adecuada de consumo o por si el contrario necesita ser calentado más tiempo. En tercer lugar, con el fin de cubrir la necesidad de dar más información sobre el producto, además de la existente en el etiquetado, también en este proyecto se están desarrollando sistemas de comunicación entre el envase y su entorno wifi (Internet of Things).

El uso de tecnología electrónica impresa (tags RFID híbridos) abre la puerta hacia grandes oportunidades en cuanto a comunicación envase/consumidor, interactuando con éste, mediante lectores convencionales, smartphones o incluso electrodomésticos para que así el consumidor tenga una trazabilidad del producto, más información de producto o como herramienta de marketing en sí.

Fuente: Eurocarne

Publicidad