23 de febrero de 2018 11:13 AM
Imprimir

Los nuevos acuerdos comerciales y la tecnología blockchain afectarán al comercio mundial de carne de vacuno

Según Rabobank

La puesta en marcha de la Asociación Transpacífico, la evolución de las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea podrían comenzar a tener efecto en el comercio mundial de carne de vacuno en 2018, según el último de los informes trimestrales hechos por Rabobank.

Al tiempo, el desarrollo de la tecnología blockchain supondrá nuevas oportunidades para la mejora de los beneficios en la cadena de suministro, buscando adaptarse a las demandas de los consumidores. “Si bien muchas de las primeras aplicaciones han sido impulsadas por el deseo de aumentar la trazabilidad y la transparencia, con un enfoque en la seguridad alimentaria, también hay más oportunidades en los siguientes eslabones de las cadenas de suministro”, según Angus Gidley-Baird, analista sénior de Animal Protein.

En cuanto a los acuerdos comerciales, el de la Asociación Transpacífico implica a 11 países y podría estar listo para firmar el próximo mes de marzo aunque falten detalles en cada país por armonizar. Australia, Nueva Zelanda, México y Canadá son los grandes exportadores de carne de vacuno entre esos 11 países y serían los más beneficiados debido a la reducción de aranceles en otros países netamente importadores como es el caso de Chile, Vietnam o Perú.

El informe de Rabobank también destaca que Argentina ha entrado en el mercado chino y va a desestabilizar un tanto la armonía existente entre los otros tres grandes exportadores a este mercado: Australia, EE.UU. y Nueva Zelanda. Se sumará también Bielorrusia que ha logrado el visto bueno para la carne de vacuno congelada. Francia y Reino Unido también podrán comenzar a exportar en los próximos meses.

En cuanto a las negociaciones Mercosur/UE, la propuesta de 99.000 t hecha por la UE como cuota para la carne de vacuno con aranceles bajos es significativa ya que las importaciones que realiza la UE desde estos países se sitúa entre 204.000 y 270.000 t. Brasil, Argentina y Uruguay ya son los principales proveedores de la UE (en conjunto representan el 63% de las importaciones totales de la UE). Brasil solo representó 107.000 toneladas en 2017. Los negociadores del Mercosur aparentemente buscan un aumento, a 150.000 toneladas. Este enfrentamiento puede prolongar aún más las discusiones, que ya corren el riesgo de retraso debido a las elecciones brasileñas.

Finalmente, para EE.UU. se espera un mayor crecimiento en la producción de carne de vacuno debido a la actualizacion del censo de ganado, favorables condiciones de mercado relacionadas con su comercio exterior y debido también a que la sequía afecta a grandes a´reas de EE.UU. por lo que los animales son destinados antes a matadero. Por todo ello se espera que la producción pueda llegar a crecer en un 5% hasta sumar otras 700.000 t.

Fuente: Eurocarne

Publicidad