23 de febrero de 2018 17:02 PM
Imprimir

El llenado de grano en soja, en sus peores condiciones de los últimos 10 años

La Bolsa de Comercio de Rosario recortó sus estimaciones de producción en 5,5 millones de toneladas para la soja, proyectando ahora 46,5 Mt. Los maíces tardíos también divisan menores rendimientos y la provincia de Córdoba encabeza la lista de ajustes en sus rindes.

La soja de primera ha sido muy afectada por la sequía en sus períodos de floración, formación de vaina y llenado de granos, avivando los abortos de flores, vainas y hojas. En esta última semana, ya hasta en las zonas más favorecidas, se observa un progresivo aumento de muerte de plantas.

El período crítico de la soja de primera se desarrolla en uno de los ambientes más adversos de los últimos 10 años en la región pampeana según detalló la BCR. El estado de las sojas de segunda, tras el exitoso ciclo de los trigos, está afectada de sobremanera también por la falta de agua. Hay que recordar que la oleaginosa de segunda ha tenido una mayor participación en las rotaciones de este año, por lo que su mala performance productiva va a incidir más que en otras campañas en los promedios de la soja en la región pampeana.

La soja de segunda que estaba saliendo de las etapas vegetativas, con raíces que no podían acceder a estratos profundos, ha mantenido un crecimiento a bajísimas tasas y, si bien podrían disponer de un tiempo más para esperar el regreso del agua, tiene un desarrollo vegetativo tan limitado que se la da por desahuciada en grandes áreas.

Según datos recolectados por la entidad, se estiman 5,5 millones menos de producción de soja que lo previsto en el informe de enero y también 440 mil ha menos de superficie sembrada y pérdidas de hectareaje por más de 700 mil ha, lo que arroja un estimativo nacional de producción de 46,5 millones de toneladas por el momento, ya que las condiciones del cultivo a nivel general en la región son delicadas y pueden seguir agravándose si no recibe el auxilio pronto de las lluvias.

En Entre Ríos, la soja se alzaría apenas con 20 quintales de promedio provincial. En Buenos Aires, el rinde promedia 26,6 qq/ha, casi 5 quintales menos que el año pasado. Córdoba le sigue con una marca de 27,2 quintales y Santa Fe encabeza las mejores expectativas relativas con 30,6 qq/ha. A nivel nacional, el rinde promedio está muy lejos de los casi 32 qq/ha del ciclo pasado. La producción unitaria nacional está estimada en 26,8 quintales.

En el cultivo de maíz, se destaca la caída en la productividad unitaria nacional, que se estima en 64,4 qq/ha, esto es 9,1 quintales por debajo de la cifra del informe de enero. Sin ajuste en las cifras de superficie, esto significa una producción nacional estimada en 35 millones de toneladas.

El mayor ajuste de rinde respecto a la estimación de hace un mes se hizo en la principal provincia productora del maíz, Córdoba. La caída respecto a lo que se esperaba en enero es de 13,3 qq/ha, por lo que ahora se estima allí un rinde de 68,3 qq/ha. Buenos Aires le sigue con un recorte de 9,4 qq/ha, su rinde actual caería a los 65,5 qq/ha. Santa Fe también desciende 8,7 quintales. Su producción unitaria sin embargo sería de las más altas, con 75,6 qq/ha.

Fuente: TodoAgro

Publicidad