24 de febrero de 2018 12:02 PM
Imprimir

La OIE otorgará el estatus de riesgo insignificante por EEB a Nicaragua

Actualmente Nicaragua cuenta con el estatus de Riesgo Controlado, y en mayo próximo adquirirá el de Riesgo Insignificante, lo que le permitirá exportar carne con hueso a países con la misma clasificación

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) brindará el estatus de “riesgo insignificante” a Nicaragua, en relación con la enfermedad encefalopatía espongiforme bovina, conocida como “vaca loca”.

Raúl Barrios, presidente de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne), explicó que esa certificación mejorará el estatus de la carne bovina con hueso del país.

Barrios dijo que Nicaragua actualmente cuenta con el estatus de “riesgo controlado”, que es más bajo.
De acuerdo con el presidente de Canicarne, Nicaragua le vende carne a Costa Rica, pero aún no puede vender carne con hueso. 

Agregó que la certificación del estatus “riesgo insignificante” es la más alta que brinda la OIE, en relación con esa enfermedad, y permite vender carne con hueso a países que cuentan con ese mismo estatus, como por ejemplo Costa Rica y Chile.

“Lo importante de esa certificación es que se pueden vender cortes de carne de bovino con hueso. Para vender cortes sin huesos no se necesita esa certificación”, explicó el presidente de Canicarne.

Y ejemplificó: “Chile tiene un estatus de riesgo insignificante y Nicaragua tiene el de riesgo controlado, que es más bajo, por lo tanto no le puede vender cortes con hueso a Chile porque tiene un estatus más bajo”.

Certificación en mayo

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, informó ayer que la OIE entregará la certificación de ese nuevo estatus sanitario a Nicaragua en mayo próximo, en París, Francia, el que ayudará a ese producto a acceder a nuevos mercados.

“Hemos recibido ya la notificación del organismo mundial que certifica los estatus alrededor del tema de la carne, donde ya finalmente Nicaragua ha adquirido el estatus de menor riesgo que existe en el mundo, con la carne nicaragüense. En el mes de mayo, el Gobierno, a través del IPSA (Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria), recibirá el certificado en Francia”, manifestó Aguerri.

Aguerri explicó que ese estatus es un requisito más para exportar carne a otros mercados, pero que los mataderos industriales tienen que cumplir con otros requisitos, como ser certificados por los países de destino de sus productos.

“Costa Rica nos estaba exigiendo este requisito. Nos estaba poniendo obstáculos. Con esto ya se eliminó ese obstáculo (para exportar carne a ese país)”, afirmó Aguerri.

“Hay otros requisitos sanitarios y de comercio” que cumplir con cada país, agregó Raúl Barrios.

“Es un avance que Nicaragua logre el estatus sanitario de riesgo insignificante, pero solo abre la posibilidad de vender carne con hueso, en países que tienen ese mismo estatus. No necesariamente abre las puertas de todos los mercados, porque se tienen que cumplir las normas sanitarias de cada país”, aseveró.

 

De acuerdo con el presidente de Canicarne, Nicaragua le vende carne a Costa Rica, pero aún no puede vender carne con hueso.

Barrios valoró como positivo que Nicaragua obtenga ese estatus, porque señaló que “es importante tener los mercados abiertos”.

“En cualquier momento resultan económicamente interesantes, por eso lo importante es tenerlos abiertos y poderles vender”, subrayó.

Nicaragua, de acuerdo con las cifras oficiales, tiene más de 5.2 millones de cabeza de ganado bovino. Según el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), en 2017 las exportaciones de carne generaron US$511.4 millones. Este fue el segundo producto, en orden de importancia, en las exportaciones del país.

Fuente: Agromeat

Publicidad