27 de febrero de 2018 10:10 AM
Imprimir

El grupo Alaisa se queda con la planta de SanCor en Brinkmann

La planta de maduración de quesos que la cooperativa SanCor posee en la localidad cordobesa de Brinkmann finalmente pasaría a manos del grupo Alaisa Distribuidora. Según trascendió, las compañías habrían llegado a un acuerdo que implicaría que los compradores tomaran la planta y parte del personal que no decida acogerse al retiro voluntario. “La posibilidad […]

La planta de maduración de quesos que la cooperativa SanCor posee en la localidad cordobesa de Brinkmann finalmente pasaría a manos del grupo Alaisa Distribuidora. Según trascendió, las compañías habrían llegado a un acuerdo que implicaría que los compradores tomaran la planta y parte del personal que no decida acogerse al retiro voluntario. “La posibilidad surgió tras caerse el proyecto del grupo inversor Euro Finance que habría decidido avanzar con una inversión menor en el Parque Industrial de Brinkmann”, informó la Radio 102.9, que destacó que el acuerdo de Alaisa se anunciaría entre martes y miércoles y rondaria los $ 75 millones.

La multinacional Alaisa Distribuidora tiene sus oficinas en Puerto Madero y según su presentación en Facebook realizó inversiones en Córdoba (Quebracho Blanco) comprando 60.000 hectáreas y en Corrientes, y llega al país con un proyecto de inversión de u$s 8000 millones. De origen español, cuenta con socios argentinos y opera principalmente como distribuidor de productos alimenticios, fundamentalmente con base en España, México y Shanghai (China). En el país, el apoderado de la firma es Carlos Docchio.

Según se informó, desde Sunchales insistieron en aclarar que el acuerdo es sólo por Brinkmann y nada tiene que ver con lo publicado el año pasado sobre que este grupo español pasaría a controlar el total de la cooperativa haciéndose cargo de la deuda. Lo que sí se perfila es la evolución de lo que desde la láctea con sede en Sunchales denominaron como el “plan SanCor”, que incluyó una reestructuración de activos. Entre ellos, cuatro plantas que quedaron paralizadas y dejaron de funcionar hace un año. Estas ya tendrían reactivación inminente, ya que la de Coronel Moldes volvió a funcionar la semana pasada y hay acuerdos avanzados en Charlone y Centeno.

Fuente: El Cronista Comercial

Publicidad