27 de febrero de 2018 17:35 PM
Imprimir

Ectoline® Pour – on (fipronil), un mundo de ventajas para el control de parásitos externos

Innumerables artículos científicos, tratados, tesis de Licenciatura y Posgrado, debates, foros, congresos, revistas, boletines informáticos y simposios a lo largo de las últimas décadas han documentado el efecto negativo de los parásitos externos en el ganado bovino; garrapatas,  moscas y piojos se han posicionado como un referente importantísimo de pérdidas en la ganadería a nivel […]

Innumerables artículos científicos, tratados, tesis de Licenciatura y Posgrado, debates, foros, congresos, revistas, boletines informáticos y simposios a lo largo de las últimas décadas han documentado el efecto negativo de los parásitos externos en el ganado bovino; garrapatas,  moscas y piojos se han posicionado como un referente importantísimo de pérdidas en la ganadería a nivel mundial ; por el daño que ocasionan  a nivel de cambios fisiológicos y alteraciones que no permiten la ganancia de peso,  aunado a que son vectores protagonistas en la transmisión de enfermedades hemoparasitarias que afectan la productividad ganadera y ponen en riesgo de muerte a los animales.

Los impactos negativos que Rhipicephalus microplus y Haematobia irritans causan a la ganadería, tanto directos como indirectos significan sin duda un desafío importantísimo en la medicina veterinaria y para lo cual han sido estudiados en los últimos lustros mecanismos de control integrales, estratégicos, alternativos, químicos y biológicos, que busquen no erradicar a los ectoparásitos sino controlarlos  con base en el umbral económico,  la dinámica poblacional y la epidemiologia de los mismos Diaz A. et al., 2017.

Haematobia irritans, la mosca del cuerno; es un villano para la producción animal: su ciclo de vida corto, su  acción hematófaga, el fenómeno que ha dejado de ser un parasito estacional en algunas regiones y se ha convertido en habitante frecuente del ganado, así como el dolor y el estrés constante a lo que los animales son sometidos por las picaduras de este parásito; ocasionan perdidas millonarias en la ganadería, se sabe que 500 moscas llegan  a succionar 7ml de sangre en un día por animal y que anualmente la perdida en kilos puede llegar a 5.8 Kg. Grisi et al 2002  Tan solo en los Estados Unidos está considerada una pérdida de 700 millones de dólares anuales y en Brasil está documentada una pérdida de 865 MDD sólo por Haematobia irritans. Bianchin et al 2006

El control químico para la garrapata surgió alrededor de la mitad del siglo XX; campañas importantes gubernamentales surgieron desde entonces con las cuales, estratégicamente se buscó aminorar la problemática, dentro de dicha estrategia surgió la adopción de tanques de baños de inmersión que se ubicaban  a lo largo del territorio para bañar el ganado y comenzó la época de los organofosforados  y posteriormente las amidinas; sin embargo, algunos años después se comenzó a documentar la resistencia de la garrapata a dichas moléculas.

Dentro de las teorías existentes  sobre la aparición de la resistencia se involucran el genoma de la garrapata, el uso indiscriminado de las moléculas y alteraciones en el medio ambiente de la garrapata que han llevado a conceptuar esta situación: El fenómeno se da cuando poblaciones inicialmente susceptibles a la acción de un fármaco lo dejan de ser debido a la ocurrencia de modificaciones genéticas. Mottier 2001

 

Una situación que se volvió usual son los errores en las cargas y recargas de los baños de inmersión, descuidos por parte del personal operativo del rancho y la no supervisión de un profesional de la salud animal; derivaron en prácticas que aceleraron la adaptación de la garrapata a estos productos químicos ; así mismo en cuanto al uso de las bombas de aspersión:  la finalidad es asperjar y cubrir la mayor parte de la piel del animal para lo cual debe ser mojada en su totalidad para lograr el objetivo esperado; sin embargo diluciones inadecuadas, el tratar de bañar más animales de lo que la dosificación correcta permite y las subdosificaciones han causado que estás prácticas de control ya no sean tan efectivas como se esperan.

Existe una alternativa a considerar llamado Ectoline® Pour-on (fipronil) es una fenilpirazolona con actividad acaricida e insecticida; puede actuar contra cepas de moscas y garrapatas  resistentes a  Organofosforados y piretroides; su aplicación es tópica y es una excelente elección para  el control de infestaciones mixtas de garrapatas y moscas en el ganado, evitando manejos excesivos y pérdidas por el estrés; con un amplio poder residual e indicado para otras infestaciones del ganado como piojos y Dermatobia; Ectoline® Pour-on (fipronil)ha sido desarrollado  para proveer hasta 60 días  de control sobre Rhipicephalus microplus y  con la mosca del cuerno Haematobia irritans acción de por lo menos 35 días;  estudios hechos en México demuestran altísima efectividad sobre la repleción, la inhibición de la ovoposición e inhibición del potencial reproductivo de la garrapata. Cenapa 1998

En varias explotaciones ganaderas existen altos desafíos en cuanto a la aplicación de productos para el control de garrapata tanto en inmersión como aspersión, tales como: Fallas en la preparación de la dilución, contaminación, estrés y sudoración en los animales, alta inversión económica  en las instalaciones de tanques de inmersión y/o mangas de rociado o aspersión, costo en mano de obra, tiempo invertido y riesgo de accidentes e intoxicaciones. Cruz Ceballos 2007

Con el uso de Ectoline® Pour-on (fipronil) se enumeran grandes beneficios como: Menor gasto de agua, menor riesgo por sobre-exposición al personal con amidinas y organofosforados, menos estrés para el ganado, menor tiempo de aplicación, tinción del ganado facilitando el control de los animales tratados, útil en poblaciones de garrapatas y moscas  donde haya resistencia simple o múltiple y menor impacto en el medio ambiente.

Ectoline® Pour-on (fipronil) es una excelente alternativa en contra de parásitos externos  resistentes a otras moléculas como piretroides, organofosforados y amidinas; un beneficio más en su formulación es que al ser aplicado  en el dorso de los animales se distribuye perfectamente por  toda la piel y el pelo de los animales por tener afinidad  hacia las glándulas sebáceas y sus secreciones, además colorea a los animales tratados coloreando el pelaje por 3 a 5 días.

Sus características y beneficios sin igual: coadyuvarán a un mejor control de los ectoparásitos, beneficiando la rentabilidad del ganadero, el bienestar animal, el no uso del agua y sobre todo un menor impacto en el medio ambiente comparado con los residuos por el uso de baños de inmersión y aspersión.

Marca la línea a las moscas y garrapatas con Ectoline® Pour-on.

 

Bibliografía:

*Alonso Díaz MA, Fernandez-Salas A.  (2017) Control Integrado de la garrapata Rhipicephalus microplus en zonas tropicales de México. Seminario Internacional de Parasitología Animal. Guadalajara,  Septiembre 2017

* Mottier L., Lanusse C. 2001 Bases moleculares de la resistencia en fármacos. Rev Med Vet, v.82, p74-85.

*GRISI, L.; MASSARD, C.L.; MOYA BORJA, G.E.; PEREIRA, J.B. Impacto econômico das principais ectoparasitoses em bovinos no Brasil. Hora Veterinária, v. 125, n. 8, p. 810, 2002.

BIANCHIN, I.; KOLLER, W.W.; DETMANN, E. Sazonalidade de Haematobia irritans no Brasil Central. Pesquisa Veterinária Brasileira, v. 26, n. 2, p. 79-86, 2006.

CENAPA , Evaluación biológica del Fipronil Pour-On mediante ensayos de establo y campo sobre garrapatas Boophilus microplus y mosca del cuerno Haematobia irritans. Centro Nacional de Servicios en Constatación en Salud Animal.

Cruz Ceballos F. Tratado  de Clínica de Bovinos I; Universidad Autónoma Metropolitana 2007. Avalado por la AMMVEB http://www.ammveb.net/clinica/garrapatas.pdf

Fuente: Agromeat

Publicidad