27 de febrero de 2018 23:10 PM
Imprimir

¿Cuánto le duele a la economía, la sequía en el agro?

Una primera estimación del Ieral de Fundación Mediterránea ubica la pérdida económica en 500 millones de dólares. La suba de precios internacionales compensa parte de lo que no se cosechará.

Un informe elaborado por el economista del Ieral de la Fundación Mediterránea, Juan Manuel Garzón, estima en unos 500 millones de dólares el perjuicio que estaría generando, por ahora, la sequía que afecta a la producción agrícola argentina.

El daño no es tan cuantioso debido a que, conforme han pasado los días, la soja ha ido subiendo tanto en el mercado de Chicago como en Rosario, ante una perspectiva de una oferta de la oleaginosa recortada por los problemas climáticos.

Esta recomposición de los precios, ayuda a que se compensen parte de las pérdidas: concretamente, un 86 por ciento, según la proyección de Garzón.

Datos

Se trata de una estimación preliminar del impacto de la caída de la cosecha de soja a 47 millones de toneladas, unas 7,5 millones menos que en la campaña pasada; y a entre 35 y 37 millones de toneladas en maíz, unas cinco millones menos que en el ciclo 2016/17; tomando como parámetro las estimaciones realizadas por las Bolsas de Cereales de Buenos Aires y de Comercio de Rosario.

La menor producción de ambos cultivos, que derivaría también en una menor transformación de la soja en harinas y aceites, significa, a los precios futuros que se esperaban en diciembre (antes de que comenzara a sentirse la sequía), casi 3.800 millones de dólares menos que los que hubieran ingresado si la falta de agua y el calor no hubieran provocado estos problemas.

Sin embargo, desde aquel momento hasta ahora, el poroto de soja subió en 35 dólares por tonelada; la harina sumó 75 dólares; el aceite, 5; y el maíz, 17. Con estas nuevas cotizaciones y las perspectivas de cosecha actualizadas, se recuperan poco más de 3.250 millones de dólares.

Es decir, que en la suma y resta de ambos cálculos, se llega a una pérdida de 534 millones de dólares, que significa compensar el 86 por ciento de lo que se hubiera perdido en total si los precios no hubieran mejorado.

Fuente: AgroVoz

Publicidad