1 de marzo de 2018 01:13 AM
Imprimir

El Silicon Valley del agro gallego

En laboratorios, granjas digitalizadas o invernaderos de √ļltima generaci√≥n un equipo de investigadores desarrollan m√©todos y variedades que luego trasladan a la vida real.

Una vaca asoma la cabeza para dar un bocado al cubo de forraje. Es un gesto que pasa todos los d√≠as en miles de granjas de Galicia. Pero aqu√≠, en Mabegondo, el movimiento no pasa inadvertido. El collar de la vaca activa un dispositivo en el borde de la reja. El gran cubo tiene una b√°scula. As√≠, en cada gesto de comida, uno de los investigadores recibe al momento en su ordenador qu√© vaca est√° comiendo, cu√°nto ingiere en cada bocado y con qu√© frecuencia engulle. As√≠ se trabaja en el Centro de Investigaci√≥ns Agrarias (CIAM), una instituci√≥n que acumula m√°s de cien a√Īos -su germen es la Granxa Experimental de Monelos (A Coru√Īa) en 1888- estudiando y mejorando los recursos del agro de Galicia.

En esta finca de 312 hect√°reas, habilitada en los a√Īos setenta y que depende de la Conseller√≠a de Medio Rural, se desarrollan actividades muy diversas para interferir posteriormente de forma positiva en el modus operandi de los agricultores, ganaderos y productores de Galicia.

Una de las referencias a nivel internacional se encuentran en su banco de germoplasma, donde se acumulan 4.500 registros de variedades aut√≥ctonas, 700 de ellas solo de ma√≠z. ¬ęLa gran mayor√≠a son propias de Galicia, pero tambi√©n tenemos de otras comunidades del norte de Espa√Īa¬Ľ, explica Jes√ļs Moreno, quien ha impulsado este banco como jefe del departamento de Coordinaci√≥n e Desenvolvemento Tecnol√≥xico. El ma√≠z se conserva en una c√°mara entre 0 y 3 grados. ¬ęSin este banco, muchas variedades ya se habr√≠an perdido¬Ľ, destaca una investigadora. ¬ęEstudiamos las virtudes de las variedades aut√≥ctonas antes de realizar los programas de mejor√≠a gen√©tica con cruces de dos l√≠neas puras -explica el director del CIAM, Manuel L√≥pez-; y as√≠ se van desarrollando variantes que son m√°s resistentes a las sequ√≠as o a las plagas¬Ľ.

Cambiamos de pasillo y llegamos al laboratorio en el que trabaja Thierry Dagnac, quien investiga las microtoxinas en los alimentos. Desde hace meses cuenta con un espectr√≥metro de masas. ¬ęPermite analizar sustancias que incluso no te pensabas encontrar, abre el abanico de elementos que amenazan la seguridad alimentaria¬Ľ, explica.

Mientras tanto, en otro departamento, Marta Gonz√°lez cuida de la alimentaci√≥n de varios caracoles. M√°s que el molusco, lo que interesa es la enfermedad que puede transmitir al ganado, especialmente la fasciola hep√°tica. ¬ęLos miracidios contagian a los caracoles y estos generan un quiste que dejan en la hierba con el consiguiente riesgo para el ganado¬Ľ, explica la investigadora, quien tambi√©n estudia los protozoos responsables de los abortos en el ganado vacuno.

De la mano del director, Manuel L√≥pez, desembocamos en el despacho de C√©sar Resch, ese t√©cnico a cuyo ordenador llegan los movimientos ya citados de la granja de vacas. √Čl es el responsable del estudio de la comida del ganado, desmenuza la dieta y observa la evoluci√≥n de cada res. Asegura que en Galicia se juega con ventaja. ¬ęPorque aqu√≠ xeralmente cada produtor de leite √© tam√©n o seu propio produtor de forraxe¬Ľ. Su equipo acaba de incorporarse a un proyecto europeo con otras regiones del arco atl√°ntico.

El CIAM es poli√©drico. Afronta las mejoras en el agro gallego desde mil frentes. Como los filtros verdes de depuraci√≥n de aguas, los invernaderos de √ļltima generaci√≥n,… sin escaparse ning√ļn detalle:

-¬ŅY esos buzones?

-Nichos de murciélagos. Comen tantos insectos que reducen las enfermedades.

Fuente: www.lavozdegalicia.es

Publicidad