1 de marzo de 2018 11:08 AM
Imprimir

La Mesa de Enlace pedirá al Gobierno la nulidad de la patente por soja otorgada a Monsanto

Luego que semanas atrás la Asociación de Productores de Soja y Maíz del Estado de Mato Grosso (Aprosoja) iniciara una demanda reclamando la nulidad de la patente de soja otorgada a la empresa Monsanto, la Mesa de Enlace hará lo mismo ante el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INPI) a través de un reclamo administrativo […]

Luego que semanas atrás la Asociación de Productores de Soja y Maíz del Estado de Mato Grosso (Aprosoja) iniciara una demanda reclamando la nulidad de la patente de soja otorgada a la empresa Monsanto, la Mesa de Enlace hará lo mismo ante el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INPI) a través de un reclamo administrativo solicitando que revean la medida dado que consideran que la licencia fue mal otorgada. En Brasil esperan la respuesta de la compañía para que la justicia defina su veredicto luego que las autoridades le dieran la derecha a los denunciantes.

En 2015 la Sociedad Rural Argentina (SRA) le preguntó a Defensa de la Competencia si realmente había o no una patente sobre la semilla Intacta RR2 PRO otorgada a Monsanto. Ante el requerimiento el INPI respondió que “no son patentables” los organismos vivos y que sólo pueden ser objeto de protección “los microorganismos y el material genético que ha sido modificado por el hombre, por lo cual no es posible otorgar patente de invención sobre una semilla”. Y sostiene, además, la inserción de dos genes en la semilla de Monsanto.

Tras la respuesta todo volvió a foja cero y las entidades del campo decidieron buscar un “consenso” a través de una ley de semillas que hoy está en veremos.

Pero ante lo sucedido en Brasil, “el INPI debería dar paso a un recurso administrativo porque la patente está mal dada”, sostuvo el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa.

“Lo que sucede acá es que el INPI, no quiere reconocer que dio mal una patente o en pocas palabras no quiere hacer una investigación interna y esto es porque generará un precedente”, dijo Chiesa quien agregó: “que terminará siendo una decisión política porque se lo vamos a decir al presidente Mauricio Macri en la próxima reunión”.

Desde la SRA, su titular Daniel Pellegrina sostuvo que “se está analizando lo que sucede en Brasil para entenderlo desde lo técnico dado que se objeta la presencia de un gen como el caso en Argentina, y el cual fue registrado también como una patente”.

En la misma línea el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Omar Príncipe adelantó que “la idea es elevarle el reclamo al ministro Luis Miguel Etchevehere en la próxima reunión que sería en marzo”.

Por su parte Monsanto afirmó que las autoridades brasileñas emitieron opinión antes de evaluar los argumentos de la empresa y aclararon que el mismo no es “vinculante” que no hay “sentencia” alguna y que la patente sigue “vigente”. La justicia le dio tiempo hasta principios de abril para responder a las preguntas.

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, “no descartó ir a la Justicia como sucede en el país vecino” aunque reconoció que espera “una solución con una nueva ley de semillas que indique que se hace para adelante y que se deja atrás”.

Fuentes consultadas del INPI resaltaron que en la Argentina sólo se recurre a la Justicia y que no habrá revisión alguna sobre la patente de Monsanto.

Para Juan Iglesias, conocedor de la industria agroquímica, el problema del INPI “es porque su titular no leyó la ley de patentes ni tampoco la ley de procesos industriales y por eso no quiere discutirlo públicamente”. El Instituto, no quiso dar opinión al respecto.

Lo que sucede en Brasil no es un hecho menor. Se entiende también que no habrá tal investigación en la Argentina. Pero el ruido está, la duda está. La respuesta del INPI en el 2015 a la SRA está lleno de ambigüedades. Quizás el Presidente pueda ayudar a aclarar el panorama. Todos reclaman lo suyo. Unos quieren cobrar por su tecnología y otros quieren pagar lo que es correcto.

Fuente: Bae

Publicidad