1 de marzo de 2018 22:56 PM
Imprimir

Tzohar, la nueva supervisora alternativa de la kashrut en Israel

La pragmática organización religiosa sionista religiosa Tzohar anunció esta semana que está lanzando una entidad supervisora de alimentos kosher (permitidos según las leyes dietéticas judías) que competirá con el Gran Rabinato y ofrecerá a la industria alimentaria israelí una supervisión alternativa más conveniente que la del estado. Tzohar, que saltó a la fama después de […]

La pragmática organización religiosa sionista religiosa Tzohar anunció esta semana que está lanzando una entidad supervisora de alimentos kosher (permitidos según las leyes dietéticas judías) que competirá con el Gran Rabinato y ofrecerá a la industria alimentaria israelí una supervisión alternativa más conveniente que la del estado.
Tzohar, que saltó a la fama después de impulsar una ley que permitía a las parejas casarse en cualquier jurisdicción del país, propuso que 1.200 restaurantes se inscriban para su nuevo servicio dentro de tres años, lo que la convertirá en la organización privada de kashrut más grande en Israel.
“No estamos tratando de reemplazar al Gran Rabinato, sino más bien de desafiarlo”, dijo el rabino Rafi Feuerstein, quien dirigirá el nuevo cuerpo de kashrut. “Esta fue una decisión difícil… Haremos esto por mejorar esta situación. Reforzaremos la transparencia de los precios y las reglas generales, para que sean claros y universales y no cambien de rabino a rabino y de lugar en lugar. Separaremos al supervisor del supervisado. Esperamos que a raíz de esto, todas las agencias de supervisión de kashrut mejoren su sistema; ese será nuestro orgullo”.
En los últimos años, a la luz de la desilusión de muchos empresarios con el Rabinato y las críticas dirigidas contra el cuerpo de kashrut del Rabinato tanto por los tribunales como por el interventor estatal, Tzohar consideró ingresar al campo para ofrecer una alternativa.
Sin embargo, dudaron debido al complejo marco legal: la ley que prohíbe el fraude de la kashrut. Hasta hace poco, la ley se interpretaba como una prohibición para que una empresa privada se presentara como kosher, o incluso como insinuación, sin un certificado oficial del Gran Rabinato.
La organización Hashgacha Pratit comenzó a ofrecer certificados de supervisión a bajo precio hace algunos años, primero en Jerusalén y luego en otras ciudades, lo que provocó la ira del Rabinato. Su modelo combina la supervisión externa con la confianza del propietario del negocio.
El Rabinato impuso multas a algunas de esas empresas, acusándolas de fraude por reclamar ser kosher. Dos restaurantes llevaron el caso a la Corte Suprema, alegando que la interpretación existente era demasiado dura y violaba la libertad de comercio.
Hace medio año, la Corte Suprema aceptó parcialmente su argumento y en una decisión sin precedentes dictaminó que las empresas pueden reclamar que la comida sea supervisada de acuerdo con la ley judía (Halacha) por un organismo privado, siempre que no usen el término kosher o cualquiera de sus derivados y proclamen que el certificado no está afiliado con el cuerpo local del Rabinato.
El fallo abrió la puerta a Hashgacha Pratit, una organización relativamente pequeña, y le dio luz verde a Tzohar para entrar al campo también, como una organización más grande y establecida.

El nuevo organismo se llamará “Supervisión de alimentos de Tzohar” y las empresas afirmarán que la preparación de los alimentos se hizo de acuerdo con los estándares kosher. Tzohar decidió no usar términos que insinúen que el establecimiento respeta la halajá (ley judía) evitar controversias adicionales.

Fuente: aurora-israel.co.il

Publicidad