2 de marzo de 2018 10:18 AM
Imprimir

Allanaron un frigorífico del grupo Benetton por tirar carne podrida en vertederos municipales

El frigorífico Famailí, propiedad del gigante corporativo italiano y uno de los principales procesadores de carne ovina del sur, está acusado junto a otros dos establecimientos en Santa Cruz de arrojar desechos de animales muertos sin ningún tipo de recaudo.

A través de la Compañía de Tierras Sud Argentino Sociedad Anónima, presidida en los papeles por su hermano menor Carlo de acuerdo al Boletín Oficial, Luciano Benetton se convirtió en el jugador internacional más poderoso de la Patagonia. Compañía de Tierras es, básicamente, su nave nodriza legal en el sur argentino, su estructura para contener sus negocios de tierras y más de 290 mil cabezas de ganado ovino de acuerdo al SENASA, con 900 mil hectáreas entre Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz. Fue, también, su eje de conflicto en su contienda con los reclamos de la comunidad mapuche que tuvo su pico en la muerte de Santiago Maldonado. Hoy, el Grupo Benetton y Compañía de Tierras tiene algo rancio de qué preocuparse.

El frigorífico Faimalí, ubicado sobre la calle Almirante Brown en Río Gallegos, es conocido como uno de los principales faenadores y procesadores de carne de oveja. Capaz de faenar 200 mil cabezas anuales, Faimalí ofrece cordero patagónico premium a supermercados y minoristas desde su sitio web, en donde se reconoce propiedad de Compañía de Tierras, tras ser fundado en 1986 por tres productores santacruceños.

Esta mañana, la división Delitos Ambientales de la Policía Federal allanó su planta en Río Gallegos por orden del Juzgado Federal local.

Efectivos de la PFA dentro de la planta del frigorífico del grupo Benetton.

Efectivos de la PFA dentro de la planta del frigorífico del grupo Benetton.

El delito que se investiga, según confiaron fuentes de la investigación a Infobae, es violar la ley 24051 de residuos peligrosos. Faimalí está acusado junto a otros dos establecimientos también sobre la avenida Brown de verter residuos líquidos de faena directamente a la ría local sin ningún tipo de tratamiento previo y de enterrar carne podrida en un vertedero municipal.

Restos encontrados en otro frigorífico allanado.

Restos encontrados en otro frigorífico allanado.

Para empezar, la PFA detectó que Faimalí contaba con solo una cámara de separación de líquidos -un proceso necesario para purificar residuos antes de enviarlos al sistema cloacal y no a las rías que llegan al mar- algo que investigadores apuntan es insuficiente de acuerdo a la ley.

Efectivos de la PFA ingresaron al frigorífico para tomar muestras líquidas y determinar su grado de contaminación en el Laboratorio Regional de Análisis Forense de Santa Cruz. También se desenterró carne encontrada en el vertedero, que también será analizada.

Búsqueda de residuos de frigorífico en terrenos municipales.

Búsqueda de residuos de frigorífico en terrenos municipales.
Fuente: Infobae

Publicidad