2 de marzo de 2018 11:11 AM
Imprimir

Ejército: Campo de Mayo será un parque nacional

Parte del predio militar pasará a constituirse en una reserva natural

En el Ejército y en el propio Ministerio de Defensa sorprendió el anuncio del presidente Mauricio Macri , quien en su mensaje al Congreso anticipó ayer su decisión de convertir en parque nacional un sector del predio de Campo de Mayo.

Se trata de un predio de 8000 hectáreas, en los municipios de San Miguel y de Tigre, donde hoy se concentra una de las principales guarniciones militares del área metropolitana.

“Hemos decidido preservar una parte importante de Campo de Mayo y transformarlo en un parque nacional. Será uno de los parques nacionales urbanos más grandes del mundo”, aseguró el Presidente, al transmitir la idea central de un proyecto que se viene definiendo, principalmente, en el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, que conduce el rabino Sergio Bergman.

El anuncio de Macri sorprendió, en medio de la reforma militar que se viene trabajando en el área de Defensa, a cargo de Oscar Aguad. Curiosamente, la reestructuración de las Fuerzas Armadas, que contempla la posible fusión y relocalización de unidades militares, no fue un tema presente en el discurso del jefe del Estado.

El predio de Campo de Mayo se destinó al Ejército a partir de la sanción de la ley 4005, sancionada en agosto de 1901, por impulso del general Pablo Riccheri, que promovió la expropiación de tierras. Con el tiempo, la superficie se extendió a partir de donaciones de terrenos vecinos, cedidos por familias vinculadas con el Ejército y muchas veces con la condición de que sean destinados a uso militar.

En los propios ámbitos castrenses se estimaba ayer que el 20% del predio de Campo de Mayo está ocupado por instalaciones militares. El resto incluye tierras arrendadas para cultivo u otros destinos usufructuados por el Ejército. Además de tratarse de un predio histórico, allí funcionó un centro clandestino de detención durante la dictadura militar.

Bergman explicó que de las 8000 hectáreas del predio de Campo de Mayo el área que se destinaría a un parque o reserva natural podría comprender entre 4000 y 5000 hectáreas.

“El proyecto es resguardar al menos unas 5000 hectáreas y convertirlas en un área protegida. La repartición castrense no se mudará, sino que mantendrá sus instalaciones más reducidas, sin alterar su dinámica”, explicó el vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales, Emiliano Ezcurra.

En el área de Ambiente se indicó que se trabaja para crear este año cinco áreas terrestres protegidas, con una superficie de 343.000 hectáreas, a las que sumarían unos 100.000 km2 de ecosistema marino.

Con la colaboración de Loreley Gaffoglio

Por: Mariano De Vedia
Fuente: La Nacion

Publicidad