5 de marzo de 2018 13:36 PM
Imprimir

De quién es el control fitosanitario

No se sabe cuánto recauda por mes. Es una empresa que opera desde el 2003. Hay quejas constantes de los empleados por las condiciones en las que trabajan.

La polémica que instaló la empresaria del rubro combustibles Analía Salguero, respecto al no pago del canon por desinsectación en el control de San Carlos, hace necesario repasar la historia de cómo fue que una empresa privada llegó a manejar la prestación del servicio.

Los controles fitosanitarios dependen del SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria), quien a su vez –en el caso de San Juan- acordó con la Cámara de Comercio Exterior la ejecución de las medidas de prevención para erradicar la mosca de los frutos. Precisamente el ente privado es el encargado de la empresa que realiza los controles, Servicios Generales de Cuyo S.R.L, en las barreras fitosanitarias de San Juan en Vallecito, Encón, San Carlos y Santa Clara. El propietario de la empresa es el coronel retirado de Ejército Juan Andrés Avellaneda.

El responsable de todos los puestos es el PROCEM (Programa Nacional de Control y Erradicación de Mosca de los Frutos), por eso cada mes los puestos elevan un informe con las necesidades y carencias, fundamentalmente. La recaudación en los controles es importante. Sin embargo, hoy la Policía de San Juan no tiene un dato cierto de cuántos autos, colectivos, camiones y combis ingresan a la provincia proveniente desde Mendoza, razón por la cual es difícil establecer cuánto recauda por mes la barrera fitosanitaria ubicada en el sur de la provincia

Servicios Generales de Cuyo S.R.L llegó como consecuencia de la firma de un convenio de co-administración que se firmó en el 2002 entre el Ministerio de Economía de la provincia –en ese momento comandado por Enrique Conti- y la Cámara de Comercio Exterior –cuyo gerente era Roberto Gutiérrez-. En aquel momento se rumoreó la presunta vinculación de Conti con la empresa, pero luego quedó demostrado que no tenía nada que ver.

Constantemente se ha denunciado por parte de los empleados las condiciones deficientes en cuanto al funcionamiento de los espacios físicos de las barreras fitosanitarias. No es un gran secreto, basta ver que en San Carlos, por ejemplo, el agua que se echa a las unidades termina acumulada y no hay rejilla de decantación. Incluso circuló un vídeo donde se apreciaba a las vacas tomando agua acumulada.

La semana pasada el ministro de la Producción, Andrés Díaz Cano, dijo que el tema del control fitosanitario es un tema del SENASA, razón por la cual el gobierno de la provincia no tiene injerencia en el tema.

Tarifas

Hay tres categorías de vehículos: autos y camionetas; combis y camiones y colectivos.

· 25 pesos paga por desinsectación un auto, utilitario y camionetas

· 75 pesos paga una unidad de transporte de hasta 25 asientos –combis- y un camión de hasta 9 mil kilos

· 140 pesos paga una unidad de transporte de pasajeros mayores a 25 asientos –colectivos- y camiones cuya carga supere los 9 mil kilos.

La contaminación en el medio

Analía Salguero también hizo referencia al tema de la contaminación. La empresaria dijo que su rubro, combustibles, contamina y está sometido a controles permanentes, pero se mostró extrañada porque no ocurre lo mismo en este caso.

Precisamente el tema contaminación es algo que preocupa, ya que los empleados encargados de la fumigación están expuestos al contacto con plaguicidas, lo que genera algunas posibilidades de daños respiratorios, dermatológicos y/o neurológicos sobre los trabajadores expuestos.

¿Qué pasa con los animales que con sumen el agua acumulada y que podría contener estas sustancias? Hasta el momento no se han reportado casos de animales que hayan aparecido muertos en inmediaciones de los controles, producto del consumo del agua con químicos.

Fuente: La Ventana - San Juan

Publicidad