6 de marzo de 2018 09:36 AM
Imprimir

Poda en Agroindustria: cómo quedan los organismos

Desde este lunes, la cartera funcionará con sólo ocho subsecretarías, divididas en cuatro secretarías, cuando hasta ahora tenía 15.

El Ministerio de Agroindustria es una de las áreas del Poder Ejecutivo que tuvo los mayores recortes de cargos políticos, ya que a partir de este lunes funcionará con solo ocho subsecretarías divididas en cuatro secretarías, cuando hasta ahora tenía 15.

El decreto 174/2018 publicado en el Boletín Oficial definió el nuevo organigrama de la Administración Pública Nacional y confirmó los anticipos respecto de una fuerte reducción de cargos políticos en la cartera agropecuaria, donde se mantendrán las cuatro secretarías preexistentes, pero sin siete subsecretarías, casi la mitad de las que tenía.

Cómo sigue

La Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, dirigida por Guillermo Bernaudo, tenía cinco subsecretarías y ahora quedaron sólo tres, ya que la Subsecretaría de Ganadería absorbió a la de Lechería y la de Agricultura, a la de Desarrollo Forestal.

La Secretaría de Mercados Agroindustriales, a cargo de Marisa Bircher, anuló la Subsecretaría de Información y Estadística Pública para dar lugar a una nueva Subsecretaría de Relaciones Agroindustriales Internacionales.

La ex Secretaría de Agregado de Valor, a cargo de Andrés Murchison, cambió de denominación: ahora se llama Secretaría de Alimentos y Bioeconomía y es el área que tuvo el mayor ajuste de cargos: perdió sus dos subsecretarías preexistentes, Alimentos y Bebidas y Bioindustria.

Agricultura Familiar

Por último, la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial, comandada por Santiago Hardie, fusionó dos de sus subsecretarías: la de Agricultura Familiar y la de Desarrollo Territorial.

 

La Succa, una dirección

En tanto, además de esos recortes, se anularon dos subsecretarías que dependían directamente del ministro Etchevehere: Prensa y Comunicación Institucional y la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario (Succa), que tiene a cargo la lucha contra la informalidad en varias cadenas productivas y ahora pasaría a ser una Dirección Nacional dependiente de la Secretaría de Agricultura.

También se suprimieron “los cargos extraescalafonarios con rango y jerarquía de secretario y subsecretario” y, en el caso de Agroindustria, la decisión afecta a María Giraudo, que era coordinadora de Políticas Ambientales, y al execonomista de la Sociedad Rural Ernesto Ambrosetti, quien estaba a cargo de la administración del Fondo de Desarrollo Agropecuario (Fondagro). 

Según el nuevo esquema, los organismos descentralizados de la cartera agropecuaria permanecieron sin cambios, salvo por el caso de la Unidad de Cambio Rural (Ucar), que perdió su autonomía y ahora dependería del subsecretario de Coordinación Técnica y Administrativa, Luciano Miguens.

Fuente: Agencia Télam

Publicidad