6 de marzo de 2018 15:23 PM
Imprimir

El gran momento del Merino Dohne en el Uruguay, se refleja en el mercado

La raza constituye una opción atractiva para muchos sistemas de producción, ya que cuenta con lana fina de alto valor y carne en animales de buen tamaño, pesados, de buenas carcasas, con buen potencial reproductivo y de fácil cuidado. El ejemplo del éxito a través de cabaña “La Pastoral” de Capurro, con más de 15 años en el mercado.

Merino Dohne muestra un fuerte crecimiento en Uruguay, ello se refleja, según el Ing. Agr. Gabriel Capurro, “tanto por la cantidad de firmas que comienzan a incorporar esta genética, como el pasaje masivo de majadas importantes del país”. Y la explicación se da, consideró, “por una lana que supera los US$ 9 por kilo, una res carnicera que permite llegar a pesos de faena rápidamente y una oveja de fácil cuidado”.

Desde el año 2002, cabaña “La Pastoral” de Capurro viene trabajando en la sección de Merino Dohne en el país. Lo ha hecho adquiriendo al principio embriones en las mejores cabañas australianas seleccionando animales de buenas conformaciones carniceras, finos y con buena producción de lana.

En la semana pasada, en la Rural de Durazno, concretaron uno de los mejores remates de la cabaña (con negocios a cargo de escritorio Megaagro), donde se registraron buenos negocios que a todos dejaron conformes, tanto que a medida que avanzaba el remate la cotización de los reproductores lejos de caer de nivel se iba incrementando por la avidez que demostró la demanda.

Según el Ing. Capurro, esto se podría justificar por diversos factores entre los que mencionó los niveles de precios de las lanas finas.

Pero no sólo eso, también destacó el creciente interés de criadores uruguayos en la raza Dohne, lo que hizo que muchas personas llegaran a la Rural de Durazno y seleccionara en cada uno de los bretes las unidades genéticas que más les servían para sus majadas.

Mundial.

Este presente viene bien, a pocos días que se realice en el país el Congreso Mundial de Merino Dohne, el 14 de abril. Una de las actividades será una visita a cabaña “La Pastoral” en una jornada de porteras abiertas a todo público. Pero además se desarrollarán, en la Sociedad Rural de Durazno, una serie de charlas y exposición de animales. Se destaca la venta de vientres, “en una magnífica oportunidad para poder comenzar con la raza”, dijo Gabriel Capurro.

La cabaña “La Pastoral” es dirigida por el Ing. Agr. Gabriel Capurro, junto con sus hijos el Ing. Agr. Gabriel Capurro Barcia y la Ing. Agr. Pilar Capurro Barcia.

Fuente: El Pais

Publicidad