8 de marzo de 2018 17:26 PM
Imprimir

China adopta el sistema de trazabilidad de la carne uruguaya a sus vendedores

China comenzó a exigir a los mercados donde compra carne un sistema de trazabilidad del producto bovino similar al aplicado por Uruguay, que es “valorado en el mundo y útil”, informó hoy la Presidencia del país suramericano. “El sistema es valorado en el mundo y es útil, por lo cual debemos seguir aplicándolo para asegurar […]

China comenzó a exigir a los mercados donde compra carne un sistema de trazabilidad del producto bovino similar al aplicado por Uruguay, que es “valorado en el mundo y útil”, informó hoy la Presidencia del país suramericano.

“El sistema es valorado en el mundo y es útil, por lo cual debemos seguir aplicándolo para asegurar los mercados”, aseguró el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, según recogió el portal de la Presidencia uruguaya.

En este sentido, el titular del INAC aseguró que para el gigante asiático es “importante la trazabilidad de los animales”.

Aunque el protocolo sanitario que rige entre Uruguay y China “no exige la trazabilidad”, los asiáticos saben que los uruguayos utilizan el sistema, por lo que “agregaron en sus protocolos a otros destinos, como Estados Unidos, la condición de que tengan una trazabilidad parecida a la uruguaya”.

Esto último consiste en un sistema de identificación bovina controlado por el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) de Uruguay, en el que todos los bovinos son identificados a los pocos meses de su nacimiento en un proceso que es individual y obligatorio.

La trazabilidad también permite a Uruguay exportar a la Unión Europea y a Estados Unidos, según detalló Stanham.

En lo que va de 2018 ingresaron a Uruguay 317 millones de dólares por exportaciones de carne, 24 % más que en igual período de 2017.

China es su principal cliente con 131 millones de dólares que equivalen al 41 % del total, seguido en un 17 % de la Unión Europea y un 14 % proveniente del tratado de libre comercio de América del Norte y que nuclea a Canadá, Estados Unidos y México.

“Está claro que no podemos dejar de tener trazabilidad animal porque perderíamos mercados”, concluyó el titular del INAC.

Fuente: Agromeat

Publicidad