14 de marzo de 2018 04:52 AM
Imprimir

Fue suspendida la prospección de abadejo

Discrepancias entre la Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura y la Subsecretaría de Pesca motivaron el levantamiento del estudio

Un nuevo traspié para la investigación pesquera. Al abrupto corte que sufrió la campaña sobre recursos costeros en el sur de la provincia, ahora se suma la suspensión del estudio sobre abadejo en el talud y áreas adyacentes a la Zona Económica Exclusiva.
La prospección de esta especie iba a realizarse con parte de la flota comercial desde el 9 de marzo, pero las diferencias de criterio surgidas entre la Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura y la Subsecretaría de Pesca de la Nación paralizaron la iniciativa.

“Nos dirigimos a usted a los efectos de informarle la decisión de la Cámara de posponer la prospección hasta tanto se aclaren numerosas discrepancias con la Autoridad de Aplicación”, expresa una nota dirigida al subsecretario de Pesca, Juan Bosch, y a la que tuvo acceso Pescare.com.ar.

De esta manera quedó descartada la participación de los barcos designados por Armadores: “Mar del Chubut”, “Aldebarán”, “Franca”, “Don Santiago”, “Tozudo” y “Sfida”, a los que iban a sumarse “Malvinas Argentinas” y “Graciela”, estos dos últimos ligados a Caipa.

Los objetivos particulares de la tarea eran estimar la captura y los rendimientos de abadejo y su fauna acompañante por lance; conocer la composición por clase de longitud; estimar la proporción y abundancia de individuos maduros e inmaduros y el estadio de madurez gonadal, entre otros.

 

Observadores y tiempos

Según la Cámara de Armadores, en la reunión previa con autoridades del Inidep se había acordado embarcar dos observadores en los buques que dispusieran espacio y uno en los de menor porte; pero el plan aprobado por el Consejo Federal Pesquero no contempló tal posibilidad.

“Al momento de embarcar, los asociados se encontraron con la intemperancia del director de Control y Fiscalización, Mauricio Remes Lenicov, quien tajantemente y sin oír explicaciones exigió el embarque de dos observadores”, se quejan los empresarios de este sector.

Por otra parte, aseguran que a partir de la información recibida de los capitanes, la evaluación debería haberse realizado entre enero y febrero. Así lo propusieron en una nota enviada al Consejo sobre el cierre del año pasado.

Resulta penoso para las empresas tener que andar mendigando una prospección cuando debería ser el propio Estado nacional quien proporcione la información pesquera real a través de sus buques de investigación”, expone otro párrafo de la nota.

En cualquier caso, repitieron su compromiso de facilitar capitanes de la flota para embarcar en el nuevo barco del Inidep, “Víctor Angelescu”, para eventualmente tomar el pulso de la especie desde esa unidad o reprogramar la prospección para mayo bajo nuevas condiciones.

 

La posición de Bosch

Consultado por este medio, Bosch realizó su descargo: “La prospección, que la habían pedido ellos, no se suspendió. Los armadores no quisieron salir por tener que llevar dos observadores, que es otra cosa (…) La cámara más beneficiada por las reformulaciones de langostino pide un plan de prospección y después no lo cumplen”, evaluó.

En ese sentido, el subsecretario recordó que la idea partió de los armadores y que se discutió con los investigadores: “Vino el Inidep al Consejo y expresamente pidió dos observadores como condición para la labor científica. Así está en el acta y así es como deben salir; sino no sería un plan de investigación; sería un verso para pescar sin restricciones”, dijo en un tono crítico poco habitual.

Por último, mencionó que desde el área que conduce se están haciendo esfuerzos para normalizar las campañas de investigación

Fuente:

Publicidad