15 de marzo de 2018 14:24 PM
Imprimir

Langostino: Chubut limitará la salida de block desde noviembre

Será para las capturas del recurso que se realicen en la jurisdicción provincial. No se trata de una política proactiva de incentivos sino de prohibiciones progresivas.
El Gobierno de Chubut anticipó ayer que se dictará un decreto por medio del cual se instrumentará un sistema de restricciones a las exportaciones de langostino en bloque. No se trata de una prohibición total sino que sería progresiva en el tiempo, pero aplicable recién después que termine la temporada en aguas nacionales.
La medida será solamente de alcance para el langostino que se captura en aguas de la jurisdicción de Chubut, dentro de las 12 millas de la costa, teniendo en cuenta que el Golfo San Jorge sigue clausurado paras las redes langostineras.Chubut no puede tomar medidas sobre el langostino que se pesque en aguas nacionales, por razones de jurisdicción. En virtud de ello, la limitante progresiva será para las capturas resultantes de la próxima temporada de la flota amarilla que se inicia aproximadamente entre los meses de octubre y noviembre.

Un reciente informe del INDEC confirmó el notorio crecimiento de las exportaciones d Chubut de pescados y mariscos “sin elaborar”. En 2016 se realizaron ventas al exterior por casi 540 millones de dólares en ese rubro, es decir con un mínimo proceso, el cual es girado a países como Ecuador o algunos asiáticos para su reprocesamiento con mano de obra barata y menores costos. En 2017, las exportaciones de “pescados y maricos sin elaborar” treparon a casi 780 millones de dólares, según consigna el INDEC.

Durante el transcurso de este mes se van a dictar dos decretos que van a ser firmados por el gobernador Mariano Arcioni, y una resolución de la Secretaría de Pesca avanzando en “la limitación a la elaboración de block de langostino. Y su entrada en vigencia será el 1 de noviembre de 2018.

Desde el gobierno provincial sostienen que le están dando, desde ahora, el tiempo suficiente a las empresas para que avancen en las negociaciones a lo largo de este año con sus clientes internacionales sabiendo que podrán exportar determinada cantidad de bloques.

En 2018 habría una primera limitación al block de langostino y gradualmente la restricción sería mayor para las capturas de 2019 y 2020. Cabe tener en cuenta que el denominado “block” es un langostino que se descarga en los muelles de Chubut y tiene determinado procesamiento en tierra. Se lo selecciona por talla, se le quita la cabeza, le aplican sulfito, transformándolo en cola y se lo congela en pastillas. En Ecuador, Perú o en países asiáticos adonde se destina esos bloques, luego ese langostino es pelado o transformado en productos con otro valor agregado, para posteriormente destinarse a los mercados tradicionales.

El decreto sería firmado en las próximas semanas, y se trataría de una exigencia bajo parámetros de sanciones, no una política proactiva de implementar “incentivos” para que haya más valor agregado en Chubut. Así las cosas, difícilmente con una medida administrativa de prohibición se generen mejores condiciones que alienten productos más elaborados en la provincia.

Hoy la mayoría de las empresas optan por ese esquema porque darle mayor proceso en Chubut reduce la rentabilidad, y nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda, según el principio constitucional.

Fuente: Pescare

Publicidad