16 de marzo de 2018 15:31 PM
Imprimir

Uruguay sigue el ajuste para el novillo gordo

Negocios por novillos se concretan entre US$ 3 y US$ 3,05 por kilo carcasa y hay estabilidad en la reposición.

Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

La llegada de las tan esperadas lluvias y las expectativas de una posible falta de ganado gordo en el segundo semestre se reflejó en los remates por pantalla de esta semana. Los altos volúmenes ofertados y también de colocación muestran qué zonas están más o menos afectadas por la sequía y con dificultades entrando al otoño.

El mercado de reposición se mantiene estable y con firmeza en las categorías de terneros y novillitos. Los terneros promediaron US$ 2,13 en Lote 21 y 2,17 en Plaza Rural. Y los novillitos US$ 1,72 en los dos remates.

Por otro lado, la oferta de ganado gordo supera a la demanda y se traduce en una baja de valores que ronda los cinco centavos semana a semana. La situación climática ha acelerado la salida de ganado de los campos, con mucha oferta de escasa terminación. Los negocios por novillos se concretan entre US$ 3 y US$ 3,05 por kilo carcasa, con muy poca disponibilidad de ganado bien terminado. Hay industrias que ya piden menos de US$ 3 para los ganados más generales.

Las entradas a frigorífico en general van entre 12 y 15 días, con una faena que impulsada por la sequía la semana pasada volvió a estar arriba de las 50.000 cabezas.

Totalizó 52.808, apenas por debajo de las 52.640 de la semana anterior y 16% por encima de las 45.484 cabezas del mismo período de 2017. Y tuvo la mayor participación de novillos, al menos desde 2009, con 55,8%.

“No veo que la demanda se haya frenado. El ajuste de precios lo asocio principalmente a la abultada oferta y la baja calidad de los ganado ofertados”, explicó un consignatario.

Para la vaca gorda, con un ajuste semanal también de cinco centavos, los negocios van entre US$ 2,80 y US$ 2,90 y para vaquillona entre US$ 2,95 y US$ 3.

La sequía no pasa desapercibida. Las vacas de invernada en Lote 21 y en Plaza Rural promediaron US$ 1,14 en pie, un 6% menos que en el remate anterior y valor el más bajo desde 2016 comparado con el promedio de las tres pantallas.

Ante la posibilidad de un porcentaje mayor de vacas falladas, como efecto de la sequía, para el segundo semestre podría esperarse una mayor faena de vacas que de novillos.

En ovinos hay una menor oferta, con una faena dejada en segundo plano frente a la gran actividad del ganado vacuno. Los valores por borregos y ovejas ajustaron a la baja alcanzando US$ 2,96 y US$ 2,62 por kilo respectivamente. El cordero y capón se mantuvieron en US$ 3 y US$ 2,74, de acuerdo a la grilla de consignatarios.

La faena –más enfocada en el cordero pesado– totalizó 18.142 cabezas la semana pasada, un 19% por debajo de las 22.483 de las sacrificadas la semana anterior y 55% superior a la de la misma semana del año pasado, cuando se faenaron 11.726 lanares. En ovejas, fue de 9.239, una participación del 51%, 10 puntos porcentuales por encima que en mismo período del año pasado.

El precio de exportación de carne vacuna registró el mayor promedio semanal del año

La tonelada de carne vacuna exportada promedió US$ 3.846 en la semana cerrada el 10 de marzo y fue el mejor valor desde la primera semana de diciembre del año pasado.

Subió 9% respecto a los US$ 3.514 al dato anterior, de acuerdo a los datos que publica el Instituto Nacional de Carnes (INAC) y confirma la tercera semana consecutiva arriba de US$ 3.500 por tonelada.
En lo que va del año el precio de exportación de carne vacuna acumula una suba de 4% interanual, con US$ 3.512 frente a US$ 3.363 por tonelada un año atrás.

En carne ovina se confirmó una tendencia de baja que se registra desde comienzos de año. En la semana cerrada al 10 de marzo la tonelada exportada promedió US$ 4.355, un 4% debajo de los US$ 4.531 de la semana anterior.

El ingreso promedio acumulado en lo que va del año, sin embargo, sigue muy por encima que en igual período del año pasado, con un promedio de US$ 4.630 por tonelada, una suba interanual de 11%.

A la espera de las lluvias

Se espera que la llegada de las lluvias modere el volumen de faena en vacunos. Con una extracción de ganado muy fuerte en los últimos cuatro meses y la posibilidad de falta de ganado en el segundo semestre, el panorama de precios para el novillo gordo parece interesante.

Fuente: Observa

Publicidad