16 de marzo de 2018 15:35 PM
Imprimir

La sequía marca el rumbo del mercado

Granos, carnes, déficit hídrico, China y Estados Unidos lideraron el primer encuentro del Grupo Sema.

El pasado martes 6 de marzo se realizó la primera reunión del Ciclo XXX del Grupo Sema. En dicha oportunidad, el licenciado Enrique Erize brindó un panorama sobre el mercado de granos, Ignacio Iriarte se refirió al mercado de carnes, y Martín Tetaz cerró la reunión con las perspectivas económicas. La sequía fue una de las variables más nombradas durante las disertaciones.

Ante un auditorio con una marcada presencia de público masculino, muy interactivo y curioso por la coyuntura, Erize, advirtió: “Este es un año con problemas en la oferta. Lamentablemente la sequía de estos tres meses que ha recortado la producción de soja y de maíz, ha generado subas en Chicago

En tanto, alertó que hay que tener cuidado. Según el especialista, además de las pérdidas en Argentina también las subas tienen que ver con el accionar de fondos de inversión especulativos que han aprovechado esta circunstancia para reposicionarse.

Erize fue claro y contundente: “El análisis no se agota allí, el mercado va a seguir con volatilidad, con mucho miedo e incertidumbre. Hay que ver cómo continúa la historia”.

China el gran cantor del mercado

China, necesita tres o cuatro millones más de hectáreas de soja por año y la única forma posible de lograr eso, es a través de las señal de precios, sino hay señal, no hay producción”, enfatizó el orador, y agregó: “Como le digo a la gente, no se preocupen por el precio de la soja, los chinos se van a ocupar de que la soja tenga valor”.

De acuerdo a Erize, para que Estados Unidos, Brasil y Argentina continúen aumentando la producción de soja tiene que haber señales. “Los chinos se van a ocupar de que la soja valga y de que el mundo siga aumentando la producción”, aseguró.  Para el analista, China tiene que “invadir” las zonas productivas del mundo para asegurarse el abastecimiento de una población creciente y sostenida con el mejor estándar de vida año tras año.

Sequía y pérdida

Para Erize, en EE.UU. hay una seca incipiente en la zona y por lo tanto habrá que sembrar maíz a partir de abril. Si no llueve en la zona núcleo americana en los próximos treinta o cuarenta días, el inicio de la siembra de maíz va a ser con un clima seco y eso también puede ayudar a activar el mercado.

El que perdió toda la cosecha no lo compensa con nada, en lugar de sacar 4.000 kilos de soja va a sacar 1.000 y la compensación no existe. Ahora, a nivel país es probable que si perdimos el 30% de la cosecha, la suba pueda compensar en alguna medida la caída productiva”, detalló.  

En este sentido, analizó que “hay gente que tiene buenas cosechas. Si bien no les llovió, tenían napas muy altas en la zonas inundadas del año pasado, y esos son los grandes ganadores de este partido, porque el maíz y la soja se colgaron de las napas, entonces no están tan mal”.

La marca registrada de Argentina

En sintonía con los severos eventos climáticos, Iriarte anticipó que se aproxima un año muy difícil porque la sequía no se va a revertir en el corto plazo.Hay oferta de invernada, dificultades para hacer forraje, el precio del maíz puede tener un recalentamiento muy grande en invierno, escasez y altos precios de rollos y habrá más exportaciones porque es la materia prima lo que vamos a liquidar”, así describió el panorama de carnes y el ganado, Iriarte.

El analista no visualiza que en el corto plazo caiga el stock. Habrá un menor stock cuando lo midan en 2019. Ahora todo depende de que llueva en los próximos días y se reponga mínimamente la situación forrajera.

Cada semana que no llueve, y a medida que se acerca el otoño y el invierno, se acentúa una gran salida de terneros en dirección a los feedlot. Los feedlot los van a engordar, van a tener un encierre récord y allá por la primavera vamos a tener un nivel de oferta de ganado de feedlot también récord”, analizó Iriarte.

Consumo y precios

Al ser consultado sobre el consumo de carne vacuna, Iriarte aseguró que va a subir algunos kilos porque va haber más faena.

 “Los precios los veo estables, pero es muy difícil interactuar con la seca. Si termina mañana es una cosa, y si como todos dicen termina gradualmente y a lo largo de los próximos meses ya se trata de daño acumulado”, detalló.

Según Iriarte, se va achicar la brecha entre lo que vale la invernada en relación al gordo. Hoy el feedlot no tiene rentabilidad y el ternero está caro. Pero, la pregunta es: ¿Qué pasa si esto se re calienta? ¿Cuál será el costo de engordar un animal? “Creo que se va a seguir engordando en feedlot pero se lo va a transferir al precio del ternero”, respondió.  

Al ser consultado sobre la posible exportación de carne vacuna a EE.UU., Iriarte fue claro y contundente: “Ese país va a tratar de cambiarlo por algo, no lo va a dar graciosamente. Evidentemente los americanos lo van a querer usar como moneda de cambio de otra cosa. Ya lo hemos visto con otros productos con los cuales han sido más agresivos”.

En este sentido, comentó que los ganaderos americanos han hecho un lobby extraordinario, ya que gran parte de los votantes de Trump están en el centro de EE.UU., en los estados más ganaderos, y todo lo que pueden haber transmitido oficial y extraoficialmente es que no dejen entrar ese cupo.

Perspectivas económicas

Hacia el final de la primera reunión del Grupo Sema, Tetaz presentó un diagnóstico de la economía argentina. Del cual se desprenden varios datos interesantes: en primer lugar, resaltó que la economía está creciendo por sexto trimestre consecutivo y la inflación núcleo está bajando. Sin embargo, señaló: “Aunque no al ritmo que esperábamos”.

En tanto, el déficit fiscal primario está cayendo, pero el financiero se mantiene sin cambios, y la cuenta corriente del balance de pagos es fuertemente deficitaria, por mayor consumo e inversión. A su vez, Tetaz comentó que la variable clave que está creciendo más en los últimos años, es la inversión: la capacidad de producir de mañana.

Un dato no menor, y que tiene que ver con la sensación térmica de la economía, es que cada vez que en Argentina tocan el dólar, la confianza se cae.

A modo de síntesis, aseguró que el crecimiento estará liderado por la inversión; el dólar dependerá de las expectativas de inflación y de las tasas. Por otro lado, Brasil compensará la caída del campo por la sequía, y junio puede traer el ascenso de Argentina a la categoría de los países emergentes.

Fuente: Eliana Esnaola | Agrofy News

Publicidad