16 de marzo de 2018 23:36 PM
Imprimir

Bosch y el langostino: “Hay que adaptar la norma a una pesquería de volumen”

El subsecretario de Pesca de la Nación se manifestó en favor de introducir cambios en el esquema de manejo. Se esperan definiciones.

Luego de las reuniones que el subsecretario de Pesca de la Nación, Juan Bosch, y el resto del Consejo Federal Pesquero mantuvieron con los distintos actores que participan en la pesca del langostino, el sector aguarda definiciones.
“Creo que no podemos arrancar la temporada (en aguas nacionales) sin reglas claras”, reconoció este jueves Bosch al ser consultado por Pescare.com.ar sobre los tiempos que maneja la administración para redefinir el manejo del recurso.

En cualquier caso, la cuenta regresiva ya se inició. Si consideramos posible un escenario biológico y de disponibilidad del langostino similar al del año pasado, la zafra en la jurisdicción nacional, dentro de la Zona de Veda Permanente de Merluza, podría comenzar a mediados de mayo.

Hay muchos temas a analizar. Estamos trabajando, todavía no puedo adelantar nada. Tenemos que meditar todo lo que escuchamos y estudiamos (…) Somos diez los que tenemos que debatir”, insistió el subsecretario en relación al rol del Consejo. 

Entre otros puntos, en la agenda está la reforma, o no, de la Resolución 1113/88, la cual establece una eslora límite de 40 metros y una potencia máxima del motor principal de 2.000 HP para los buques que se incorporen a la pesquería.

La norma fue dictada en otro contexto. Hacia el año 1988, el recurso ofrecía un volumen anual cercano a las 18 mil toneladas; mientras que a lo largo del año pasado los desembarques alcanzaron un pico de 241 mil toneladas.

El proceso de transformación involucró pasar de una pesquería premium a una de cantidades difíciles, si quiera, de imaginar hace treinta años. Por lo tanto, no parece razonable manejarse con el mismo marco legal.

“Hay que adaptar la norma a una pesquería de volumen”, apuntó Bosch como definición preliminar.

El funcionario reconoce de manera tácita que los criterios aplicados en su momento para proteger el caladero deben ser actualizados y adaptados a los tiempos que corren, aunque prefirió no abundar en detalles.

Con matices, asoman mayores coincidencias en el sector para poner el acento en la calidad del producto. Algunos hablan de cambiar el paradigma y regular, por caso, la exportación de bloques. Cuestiones todas que se irán despejando en los próximos meses.

Fuente: Pescare - Mar del Plata

Publicidad