17 de marzo de 2018 12:17 PM
Imprimir

Deudas, menos transporte y pérdida de valor: las consecuencias indirectas de la sequía

En Expoagro, los presidentes de las cuatro cadenas de cultivos del país reconocieron que la caída de la producción repercutirá en otros sectores. Por otra parte, resaltaron los avances en la política biotecnológica

Los titulares de las entidades que conforman las cuatro cadenas de cultivos visitaron la feria agro que se lleva a cabo en San Nicolás, donde realizaron un repaso de todos los temas del sector, donde, por supuesto, la sequía fue el principal eje de análisis y debate.

Desde la Asociación de la Cadena de la Soja (Acsoja), la Asociación Argentina de Trigo (Argentrigo), la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (Maizar) y la Asociación Argentina de Girasol (Asagir), coincidieron que, por los efectos de la sequía, “tendremos como resultado una cosecha muy pobre, que afectará a todas las cadenas, principalmente a la de maíz y la de soja”.

Ante una sequía tan importante, todos los eslabones de la cadena de producción del agro se ven afectados. En ese sentido, los representantes hicieron foco en los efectos indirectos por una menor producción: una menor creación de valor y menor movimiento en transporte de cargas por los problemas financieros que se van a crear.

Además, destacaron que la situación de muchos productores es complicada,  ya que hay regiones en dónde las cosechas fueron castigadas muy fuertemente. Los resultados son magros y no alcanzan siquiera para cubrir los costos básicos.

Ante esta situación, los dirigentes destacaron la voluntad del sector bancario oficial, “acompañando el financiamiento de las moras para facilitar a los productores atravesar las dificultades”.

Otro de los temas de análisis fue los desafíos que plantea para las entidades, el año legislativo que comenzó días atrás. “Sin duda, el diálogo y el trabajo mancomunado son el camino para continuar promoviendo el desarrollo de nuestro país. En cuanto a la agenda legislativa, esperamos que este año se pueda avanzar en el tratamiento y posterior promulgación de: una ley nacional de fertilizantes y uso del suelo, una ley de ordenamiento territorial y la sanción de una nueva ley de semillas”.

Boom biotecnológico

En el ámbito de la política oficial para el sector, las cuatro entidades reconocieron como positivo el giro en la política biotécnológica que se tradujo en la reciente aprobación de tres nuevos eventos, dos para maíz y uno para soja.

“Volvemos a insistir en que la Argentina debería tener una posición firme respecto a la aprobación de los eventos en los mercados de destino”, expresaron los integrantes de la cadena de cultivos, quienes mostraron su satisfacción sobre la reducción de la burocracia anunciada por el presidente en Expoagro, y alertaron: “Creemos que es importante esperar hasta su instrumentación para poder celebrar sus resultados”.

También, reconocieron como avance importante el acuerdo logrado entre el ministerio de Agroindustria y Ambiente de la Nación:“Para que de una manera consensuada se trabaje sobre el uso de fitosanitarios y que las provincias puedan hacer sus reglamentaciones. Este es un tema muy importante, no solo para el sector sino también, para su imagen ante la sociedad. Es un deber que tiene el sector que se está encaminando de forma favorable, producto de las Buenas Prácticas Agropecuarias, en las que estamos trabajando todas las cadenas”.

Y por último, destacaron la firma del ‘Acta Compromiso con la Educación Agraria’. Una iniciativa del ministerio de Agroindustria y Educación de la Nación, con el aporte de instituciones y empresas, ya que consideran que esto es un paso trascendente para el sector, privilegiando la buena información, la buena prensa y la buena comunicación.

Fuente: Infobae

Publicidad