19 de marzo de 2018 12:00 PM
Imprimir

Los frigoríficos de 25 de Mayo siguen sin faenar

Frigosol debe resolver inconvenientes con un ente nacional, mientras que Villa de Mayo "está haciendo obras que le permitan reanudar su actividad", dijo Jorge Galarza.

Si bien continúa pesando la suspensión de la faena respecto de los dos frigoríficos de la ciudad de 25 de Mayo, la semana que viene podría haber novedades, según adelantó ayer a La Mañana/Fm 103.5 el veterinario Jorge Galarza, de la Dirección de Auditoria Agroalimentaria del Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, asegurando que “están suspendidos, no cerrados”.
“Desconozco la situación de Frigosol, porque el problema lo tuvo con otro organismo del Estado nacional, pero en el caso de Villa de Mayo (cuyas instalaciones fueron inspeccionadas el martes) sabemos que está haciendo obras para tratar de ponerse al día con las exigencias mínimas que le permitan reanudar su actividad”, señaló el funcionario.
Y recalcó que “estimamos que esto se resolverá en cuestión de días, posiblemente para el lunes venidero, porque no es cuestión de que vayan a quedar cerrados. Lo que sí se pretende es lograr que las empresas se pongan mediamente a tono con las exigencias mínimas e inmediatas”, señalando que las inspecciones “forman parte de un programa diseñado para tratar de elevar el status de todos los frigoríficos que están en la órbita provincial”.
Cabe destacar, las revisiones se llevan adelante con el Senasa “para evaluar en qué condiciones están los frigoríficos”, y recalcó que “estamos tratando de que todo se solucione lo antes posible. No es del agrado de nadie cerrar una empresa porque sabemos que involucra fuentes de trabajo, pero hay situaciones básicas y exigibles que no nos dan otra opción. Y además de ahí se alimenta a mucha gente, a cuya salud también debemos cuidar”.
Dijo además que en el caso de 25 de Mayo “se encontraron irregularidades que se sabían. Hoy la Provincia está tratando de llevar las exigencias al mismo nivel que Senasa, y entonces surgen complicaciones para los frigoríficos acostumbrados a exigencias menores”, y recalcó que las revisiones “apuntan a cuestiones higiénico sanitarias, y a lo que tiene que ver con lo edilicio”.
“Para lo referido a infraestructura se van a establecer planes de obra, que seguramente serán consensuados con Agroindustria, porque sabemos que hay cuestiones que no se pueden hacer de un día para el otro”, explicó Jorge Galarza. “Pero hay situaciones que se refieren a lo higiénico sanitario que si tienen que ser resueltas de inmediato, porque no es cuestión de dinero, sino de actitud y gestión”.

Fuente: La Mañana - - 25 de Mayo

Publicidad