19 de marzo de 2018 23:28 PM
Imprimir

Dólar pisado: esperan más intervenciones hasta que llegue el alivio del agro

Tras la fuerte participación del Central en la rueda del viernes pasado, en la City esperan que vuelva a salir a vender dólares para mantener al tipo de cambio controlado

Analistas esperan que en los próximos días la autoridad vuelva a salir a marcar la cancha. “Van seguir vendiendo dólares”, afirmó Hernán Hirsch, de la consultora FyE. Entre las razones, enumeró: “Sobran pesos. Y, a diferencia de la intervención de agosto, cuando el disparador fue un efecto transitorio, como era la posibilidad de que gane Cristina en las PASO, hoy no está en juego ese factor”.

Gabriel Zelpo, economista jefe de Elypsis, coincidió: “Cuantas más reservas venda el Banco Central en el mercado más pesos retira, más se seca la plaza y algo las tasas en pesos pueden reaccionar al alza. Eso también ayuda a disminuir incentivos para seguir impulsando al tipo de cambio a la suba”, dijo y añadió que Sturzenegger tiene espalda para continuar con esta estrategia hasta que ingresen los dólares del agro. “El BCRA compró reservas de manera significativa para poder hacer frente a esta suba del tipo de cambio”.

La estrategia del Central parece ser mantener al dólar controlado hasta que ingresen las divisas de la liquidación del campo. Se estiman que hay cerca de 10 millones de toneladas de granos de la cosecha 2017 en stock que deberían empezar a venderse. Pero los analistas reclaman más precisiones, porque incluso esta táctica podría complicarse si la demanda de dólares no cede: “Debería complementar la intervención cambiaria con alguna señal moderada de tasa si continúa la presión cambiaria y el corrimiento de las expectativas de inflación, para recomponer credibilidad y estabilizar la demanda de pesos”, señaló el director de EcoGo, Federico Furiase.

“Además, si el mercado espera que el dólar sólo puede subir y las tasa de interés sólo bajar, con menos retenciones a la soja anunciadas de 0,5% por mes y precios de futuros de soja en alza, los incentivos a liquidar podrían demorarse y complicar la oferta de dólares. Por eso es clave que el BCRA sea contundente en la intervención cambiaria para enfriar las expectativas de devaluación y, sobre todo, que convenza al mercado que sigue teniendo los grados de libertad para subir la tasa si la inflación no baja”, dijo.

El viernes tras la intervención del BCRA, el dólar mayorista terminó con una pérdida semanal de seis centavos a $ 20,21.

Fuente: El Cronista

Publicidad