20 de marzo de 2018 12:22 PM
Imprimir

Productores deberán cosechar la totalidad de sus uvas para evitar la propagación de plagas

La finalidad de esta medida es evitar la dispersión de la "polilla de la vid". La medida también rige para San Juan.

Productores de vid tanto de Mendoza como de San Juan deberán realizar sus cosechas en un 100%, sin dejar remanente de fruta en la planta o el suelo. Con esto se busca evitar la propagación de la “Lobesia Botrana” (polilla de la vida).

Además, según lo detallado por el SENASA, será obligatorio o utilizar mallas para cubrir en su totalidad las cargas de uva durante el acarreo. Respecto a los restos de poda, y material resultante del recambio de cepas, los productores deberán destruirlos.

En tanto, la maquinaria y transporte involucrados deberán circular limpios de restos de material vegetal. Con esto se busca que cada productor reduzca la población de la plaga en sus establecimientos. El SENASA realizará fiscalizaciones periódicas para asegurarse de que se cumplan las medidas.

Fuente: Agromeat

Publicidad