21 de marzo de 2018 12:12 PM
Imprimir

El sinceramiento de costos ha llegado a la faena

El ingreso por la comercialización de los subproductos de faena no alcanza a cubrir el costo operativo de los mataderos.

La caída en el valor de los subproductos y por lo tanto del recupero de faena obliga a que se cobre por el servicio a los usuarios. También creemos necesario avanzar en cambios impositivos, readecuar el peso mínimo de faena y continuar con los controles y el ordenamiento de la comercialización de carne vacuna.

En marzo ocurrió un hecho novedoso para la faena de la provincia de Buenos Aires, un grupo importante de plantas anunció que comenzaban a cobrar el servicio de faena. Esto trae aparejado un sinceramiento sobre la actividad y es el resultado del trabajo en conjunto, público y privado, de ordenamiento de la cadena. El cobro del servicio de faena hace tiempo que se practica en el resto del país.

Desde fines del año 2015 el cuero vacuno viene perdiendo valor y por lo tanto protagonismo en la conformación del recupero de faena. Para que se comprenda, en algún momento con el valor de ese único subproducto se pagaba todo el costo laboral (salarios de convenio, aportes patronales y ART), pero ahora no llega a cubrir el 50% de dicho costo.

Actualmente el ingreso por la comercialización de los subproductos de faena no alcanza a cubrir el costo operativo de los mataderos por la matanza (sin incluir amortizaciones) por ende es necesario que los Matarifes paguen el servicio de faena.

Esta situación, a nuestro criterio, demoró en hacerse realidad en provincia de Buenos Aires, generando endeudamiento y quebrantos en muchas empresas prestadoras de servicio de faena y con esta nueva práctica recientemente implementada se deja en evidencia la realidad. También pone de manifiesto la necesidad de producir una reforma en la Ley de IVA para que el servicio de faena sea considerado con una alícuota reducida (10,5%) para que no provoque créditos innecesarios.

También es cierto que el trabajo de ordenamiento del sector que se está llevando a cabo ésta dando resultados y los pagos a cuenta de IVA, los pagos a cuenta previsionales, la escala salarial uniforme, la fiscalización de AFIP, de AgroIndustria, de Senasa y de las provincias (entre otros), están dejando poco margen para que sobrevivan prácticas evasivas o elusivas.

Durante este mes se presentó en AgroIndustria el SIO CARNES que seguramente se constituirá en una fuente de consulta de precios a nivel país y de referencia porque cuenta como fuente de datos las liquidaciones electrónicas que los operadores informan a AFIP y los datos de los documentos de tránsito electrónico (Dte) que emite SENASA, es decir dos fuentes oficiales.

En dicha presentación, en el marco de la Mesa Técnica Ganadera, se analizó el impacto de la sequía sobre el rodeo, aportando el Ministerio y los presentes cada uno su visión, pero concluyendo todos que serán severas sus impactos, que se apurará la salida de invernada con menos kilaje y que aumentará la oferta de vacas. A nuestro criterio, la recría es insuficiente y con sequía (menos pasto) será aún más insuficiente.

Por eso creemos conveniente que se diferencie el peso de faena del macho del de la hembra. Es una propuesta que Fifra hizo hace ya un tiempo y que ayudará a evitar que se incurra en penalizaciones a un sector productivo de por sí castigado por el efecto climático.

Un párrafo especial y al que debemos poner énfasis es para con el ordenamiento del comercio minorista. Los fiscos equivocan el camino al pensar que presionando a los proveedores van a lograr que los comercios minoristas acepten “blanquearse” y por ende soportar toda la presión tributaria. El problema no es solo tributario, tiene un alto componente social y creemos que hay que encontrar nuevos mecanismos y salir del esquema actual que a la luz de los hechos no está funcionando.

Desde el sector privado estamos evaluando alternativas que le aseguren al fisco mejorar la recaudación y el ambiente de negocios, generando condiciones equitativas de competencia pero requieren de la apertura conceptual para aplicar nuevas herramientas y romper con los paradigmas tradicionales.

Finalmente, queremos señalar que la próxima reunión con el Presidente Mauricio Macri y su equipo con la Mesa de las Carnes nos da la esperanza de que se lograrán los avances necesarios para alcanzar el ordenamiento de toda la cadena.

* Daniel Ucía es presidente de la FIFRA. Nota publicada en el sitio oficial de la entidad

Fuente: NAP, por Daniel Urcía*

Publicidad