21 de marzo de 2018 13:36 PM
Imprimir

El gigante cerealero ADM anunció la reestructuración global de su negocio

En el Gran Rosario controla los dos puertos cerealeros que le compró a Toepfer

La compañía cerealera Archer Daniels Midland (ADM), una de las cinco grandes mundiales del mercado, anunció una reestructuración de sus unidades de negocios, justo en momentos en que el área agrícola en los Estados Unidos se encuentra complicada por márgenes ajustados en el sector de granos.

Según Reuters, la multinacional se encuentra reconfigurando sus segmentos de negocios en cuatro nuevas unidades: soluciones de carbohidratos, nutrición, semillas oleaginosas y originación, para diferenciar sus ofertas a los clientes.

“Hemos hecho tremendos progresos en los últimos años al crear una compañía más ágil y eficiente, y estos cambios nos posicionan para seguir con el impulso”, sostuvo en un comunicado el Presidente de la compañía, Juan Luciano.

Entre otras cosas, el cambio separa más claramente a las empresas productoras de trigo e ingredientes de la compañía de su negocio de comercialización de granos. Las unidades pre-reestructuración eran servicios agrícolas, procesamiento de maíz, procesamiento de semillas oleaginosas y Wild Flavors e ingredientes especiales. El ejecutivo expresó además que sus nuevos segmentos de negocios se verán reflejados en sus resultados financieros a partir del primer trimestre de este año, lo cuales serán divulgados el primero de mayo.

El ajuste en ADM se da en un contexto en el que tanto la firma estadounidense como otras compañías líderes como Bunge y Cargill atraviesan dificultades financieras por la sobreoferta global de productos alimenticios que mantiene los precios planchados desde hace varios años, por la que se encuentran intentando diversificarse en sectores de mayor margen al tiempo que ajustan sus estructuras y hasta negocian fusiones. Por caso, ADM viene de comprar Toepfer, también de los Estados Unidos, e incluso se rumoreaba que está interesada en quedarse con Bunge, que a fin del año pasado puso en marcha un profundo achique de su estructura. También Glencore sondeó la posibilidad de comprar Bunge.

Tradicionalmente, ADM era la única firma del ABCD cerealero (ADM; Bunge, Cargill, y Dreyfus) que no tenía instalaciones fabriles y portuarias propias. Por ejemplo, en Rosario exportaba granos por Servicios Portuarios, que controlaba las unidades VI y VII de Puerto Rosario. Pero el año pasado el escenario cambió cuando concretó la absorción total de Toepfer, la exportadora también de los EEUU y de raíz cooperativa, que tiene dos compejos portuarios en el Gran Rosario. Pese a su importancia en el negocio, ADM es -entre las grandes- la firma que menos comercializa abiertamente (en Bolsas) los granos que origina y tiene una acotada lista de grandes proveedores e intermediarios, a diferencia de otras popes como Cargill, Bunge y Dreyfus.

Fuente: punto Biz

Publicidad