23 de marzo de 2018 14:16 PM
Imprimir

El campo habla . . . . . .

…que mientras el acero y el aluminio argentinos fueron exceptuados de los aranceles a la importación en los Estados Unidos los limones siguen el compás de espera para entrar en el país del norte (ahora se dice que será en abril), y los biocombustibles siguen castigados “en firme”, lo que restringe su ingreso. Esto, y […]

…que mientras el acero y el aluminio argentinos fueron exceptuados de los aranceles a la importación en los Estados Unidos los limones siguen el compás de espera para entrar en el país del norte (ahora se dice que será en abril), y los biocombustibles siguen castigados “en firme”, lo que restringe su ingreso. Esto, y la caída del volumen de cosecha, que impactará directamente en las exportaciones locales y en la recaudación fiscal (por las retenciones al complejo oleaginoso), comenzaron a ser seguidas atentamente desde el Gobierno que ve ampliarse la brecha de negativa de la balanza comercial. Este, y otros muchos temas se escucharon estos días, en varias comidas privadas, un curso, una feria en Asunción con know how argentino, la presentación de un libro, y un impactante asado en el quincho del Renatre (Registro Nacional de Trabajadores Rurales), al que asistió un ministro (Luis Miguel Etchevehere de Agroindustria), y otro hizo la pera a último momento (Jorge Triacca de Trabajo), con una coartada casi perfecta: lo habían llamado de Olivos. Allí, entre achura y achura, se repasó no solo el plan de acción que el registro Nacional del Trabajador Rural, que su presidente Abel Guerrieri y equipo, prevén para este año, sino también cantidad de cuestiones que hoy complican la producción del sector.

…que naturalmente el clima es una de ellas pues, a la seca que parece no querer terminar, ahora se unen algunos pronósticos de mucho frío y temprano, lo que podría agudizar más aún los daños, ya que una helada puede provocar el desgrane casi automático de las chauchas de soja. Pero hubo que ir hasta Colonia Yguazú, en Paraguay, adonde se desarrollaba con mucho éxito de público, la feria agropecuaria Innovar, con el know how de la local New Farm Company, para escuchar que parece que se está gestando un nuevo proyecto oficial para la postergada, aunque estratégica, Ley de Semillas que debería proteger la propiedad intelectual de los obtentores, y que debería ser tratada este año en el Congreso de la Nación. Por supuesto que en ese punto, muchos pensaron en Monsanto aunque son cantidad las empresas que necesitan ese instrumento, incluyendo al INTA, que trabaja en genética vegetal. Además, y tal como adelantó este diario la semana pasada cuando anunció que la aprobación por parte de China, del traspaso de la compañía americana a la alemana Bayer, destrabaría las aceptaciones también, de la Unión Europea y de Estados Unidos que se supo podría aceptar la operación la próxima semana, nadie tiene muy claro si ahora los germanos no serán más duros aún que los estadounidenses en materia de respeto a la propiedad privada. .

…que, mientras algunos comentaban “el pase” del histórico economista de Coninagro, Daniel Assef, de corto paso como Jefe de gabinete de Agroindustria, ahora a las filas de la Federación de Centros de Acopiadores de Granos, junto a Raúl Dente, otros se inclinaban por las idas y vueltas de las 2 grandes empresas argentinas en jaque, que el gobierno planteó “rescatar” antes de las elecciones, y que siguen con futuro incierto. Una es Cresta Roja que era de Rasik y que tras frustrados intentos ahora, en las sombras, estaría siendo operada por Tres Arroyos; y la otra SanCor cuyo principal oferente, la neocelandesa Fonterra, parece haber entrado también en duras complicaciones. Como si fuera poco, el belicoso gremio Atilra, de trabajadores de la industria láctea, que venían consiguiendo beneficios muy superiores al resto volvió a las calles. Esta vez, se manifestó frente al lacónico CIL (Centro de la Industria Lechera), buscando nuevos aumentos. Mucho más técnico, se conoció el nuevo Indice Fada sobre la renta agrícola que registró un leve descenso, aunque aún se ubica por arriba del 60%. Igualmente, resultó de interés el Indice de Actividad Industrial de Fiel que arrojó un avance bimestral de 4,8% y, si bien la siderurgia y la industria automotriz lideraron los avances, el sector de Alimentos registró casi 5% de crecimiento en los primeros dos meses del año.

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad