24 de marzo de 2018 01:05 AM
Imprimir

Carne fue “importada legalmente”

Paraguay : La carne que traía un camión que cayó anoche en una cuneta en Mariano Roque Alonso corresponde a una partida “legalmente importada” del Brasil, aseguró este sábado el representante legal del Frigorífico Concepción, Abog. Pedro Ovelar.
 

El hecho se produjo ayer, ya en horas cercanas a la medianoche, en la entrada misma al Frigorífico Concepción, a la altura del Km. 18,5 de la Ruta 3, en Mariano Roque Alonso, según reportó la corresponsal de ABC Rocío Portillo.

Ante la consulta de si se trata  de una carga procedente del Brasil, el abogado Pedro Ovelar, representante legal del frigorífico, dijo que efectivamente es un cargamento importado, que cuenta con toda la documentación pertinente, como la licencia del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

Consultado sobre si la importación de carne está permitida en nuestro país, teniendo en cuenta el tema de la fiebre aftosa y -de hecho- es un producto delicado, afirmó que así como está permitida la exportación de carne paraguaya, también está permitida la importación, en este caso, desde el Brasil.

Manifestó que en este caso el frigorífico, que también cuenta con producción ganadera propia, suele importar carne faenada del vecino país, no así ganado en pie. “Se trata de una carne sana, que podría ser consumida en nuestro mercado, así como también puede servir para la reexportación”, enfatizó.

Operación “está permitida”

Por otra parte, ante nuestra consulta de si está permitida la importación de carne, y el presidente del Senacsa, Dr. Hugo Idoyaga, afirmó que la operación está permitida. “Existen autorizaciones emitidas al respecto, la cuales deben acompañar a la mercadería para su ingreso al país”, puntualizó.

Cabe señalar que en la página web de la institución existe un capítulo sobre los requisitos para la importación de productos y subproductos de origen animal.

No obstante, la importación está sujeta al análisis y verificación de cumplimiento de las exigencias higienico-sanitarias establecidas por el Senacsa, a través de sus inspectores veterinarios, que podrán inspeccionar los establecimientos del país de procedencia para autorizar las importaciones.

Ademas, establece que el importador local deberá estar registrado y poseer una infraestructura apropiada de almacenamiento habilitada por el Senacsa.

Por otro lado, dice que la solicitud de importación podrá ser manual o electrónica y deberá estar acompañada de los siguientes documentos:  Factura comercial expedida por el establecimiento de origen a nombre del importador (fotocopia simple), Certificado Sanitario Oficial, con los requisitos higiénico sanitarios establecidos por el Senacsa, emitido por la Autoridad Sanitaria Competente del País de Origen (original)
Certificado de Origen del Producto (original).

Asimismo, constancia de vigencia de registro del producto alimenticio emitido por el INAN (original). Aclara que eventualmente se podrán requerir otras documentaciones adicionales en relación a los productos, y que una vez verificados y aprobados los documentos, se podrá abonar los aranceles establecidos, sobre el valor FOB según legislación arancelaria.

Añade que a partir de la segunda solicitud de importación se debe adjuntar la copia de la autorización de importación anterior, con la constancia de la intervención del inspector Veterinario Oficial (IVO) del puesto de ingreso fronterizo.

Finalmente, establece que al ingresar al país los productos, subproductos y derivados serán sometidos a los controles y exámenes que determine el servicio oficial, los cuales serán de cargo a los importadores o interesados

Fuente: Abc

Publicidad