26 de marzo de 2018 12:22 PM
Imprimir

USMEF se opone a los posibles aranceles chinos a la carne de cerdo de EE.UU.

Dan Halstrom, presidente y director ejecutivo de la Federación de Exportadores de Carne de Estados Unidos (USMEF), ha asegurado que el anuncio hecho por el gobierno chino de que la carne de cerdo está en la lista de productos a los que China podría aplicar aranceles, llegando hasta el 25%, es un motivo de gran […]

Dan Halstrom, presidente y director ejecutivo de la Federación de Exportadores de Carne de Estados Unidos (USMEF), ha asegurado que el anuncio hecho por el gobierno chino de que la carne de cerdo está en la lista de productos a los que China podría aplicar aranceles, llegando hasta el 25%, es un motivo de gran preocupación para la industria cárnica y la ganadería de porcino del país. De momento, USMEF está buscando más detalles sobre este anuncio y sobre el momento probable de cualquier acción del gobierno chino.

China es un mercado clave para la carne de cerdo de los Estados Unidos y especialmente para la carne de carne de cerdo. En 2017, la industria de EE. UU. exportó 309.284 toneladas de carnes y subproductos cárnicos a China, con un valor de 663.1 millone de dólares, siendo su tercer mercado en importancia en cantidad y el cuarto en valor

Si hablamos exclusivamente de carnes, supuso 181.351 t por 425,2 millones de dólares, siendo más de un tercio de las exportaciones de carne de cerdo del país el año pasado.

Estas ventas suponen una contribución muy importante al valor de la carne en EE.UU. suponiendo un aporte de hasta 3,50 dólares por cada cerdo sacrificado en el país.

Finalmente USMEF asegura que China es un mercado sensible a los precios, por lo que cualquier aumento en la tasa arancelaria afectaría la posición competitiva de la carne de cerdo de los Estados Unidos.

Desde el ámbito ganadero, representantes del sector porcino de Illinois, el cuarto estado en producción de carne de cerdo del país cuyo segundo mayor mercado es China, asegura que este 25% de aranceles eliminaría los beneficios que tienen actualmente los granjeros.

Por su parte, Jim Heimerl, presidente nacional de los ganaderos de porcino de Illinois, ha recordado que China compra cada año más de 1.000 millones de dólares en carne de cerdo y ganado porcino de EE.UU., siendo el segundo destino para este producto: “Vendemos mucha carne de cerdo a China, por lo que los aranceles más altos sobre nuestras exportaciones realmente podrían perjudicar”, dijo Heimerl. “Nadie gana en estas disputas comerciales ojo por ojo y menos que nadie los granjeros y los consumidores”.

En el mismo sentido se manifiesta Darin Uhlir, presidente de los ganaderos de porcino de Nebraska, quien destaca que la aplicación de los aranceles será “demencial para los ganaderos y los industriales de este estado ya que las exportaciones son críticas en Nebraska y para todos los productores de carne de cerdo. El año pasado enviamos más del 26% de nuestra producción de carne de cerdo a destinos internacionales con un valor de 6.500 millones de dólares de los que 1,1 millones se obtuvo de China convirtiéndose en nuestro número 2 en volumen y número 3 en exportaciones de valor “, dijo Uhlir.

China y los Estados Unidos ahora tendrán que someterse a un período de 30 días de discusiones con las Organizaciones de Comercio Mundial antes de que se puedan aplicar aranceles.

Fuente: Eurocarne

Publicidad