26 de marzo de 2018 12:29 PM
Imprimir

Leche de cabra se consolida como una saludable opción alimenticia

Chile : Además de ser rica y sana, la leche de cabra es una interesante alternativa para quienes son alérgicos alimentarios o intolerantes a la proteína de la leche de vaca.

Pensando en los diversos beneficios de la leche de cabra y la solución que representa para aquellas personas alérgicas alimentarias e intolerantes a la proteína de la leche de vaca es que nace, hace casi 10 años, la empresa Kbrita Dagoat.

La leche, importada desde Holanda y producida por Ausnutria Dairy B.V., les ha permitido ampliar su gama de productos, respondiendo a las necesidades de sus consumidores. Hoy, Kbrita Dagoat ofrece a sus clientes leche entera y descremada de cabra en polvo en formatos de 400 y 900 gramos, sin aditivos ni preservantes.

Marcelo Levy, encargado de Marketing y Ventas de Kbrita, señala que estas opciones se han transformado en una alternativa fundamental en la alimentación de muchas personas que poseen algún grado de alergia alimentaria o intolerancia a la lactosa, o que buscan una alimentación alternativa y saludable.

“En la actualidad, también tenemos leche líquida de cabra UHT Delamere, entera y semidescremada en formato de 1 litro, manjar artesanal y helados de coco, chocolate y frutilla en formato de 220 ml. Estos helados se fabrican en una línea de producción que evita el cruce de trazas, lo que nos permite utilizar ingredientes naturales para alcanzar un producto final que reduzca al máximo la posibilidad de reacciones alérgicas”, asegura.

Kbrita Dagoat también ha pensado en sus clientes industriales, por ello, cuenta además con leche de cabra en polvo -entera y descremada- en formatos de 25 kilos e, incluso, de acuerdo a las necesidades de cada empresa, puede importar suero de cabra en polvo, mantequilla y crema de cabra.

GRANDES BENEFICIOS

Marcelo Levy explica que la evolución de la empresa ha sido importante, ya que la recepción del consumidor nacional ha sido positiva. “En un comienzo el proceso fue más lento, ya que se requería un tiempo de adaptación y conocimiento del producto, pero hoy ya hay mayor información para el consumidor de los beneficios de la leche de cabra y la opción que representa para aquellos con intolerancia o alergia alimentaria”, comenta.

Y es que, subraya el profesional, la leche de cabra tiene una serie de características que la hacen única: es lo más parecido a la leche materna; produce menos mucosidad en las vías respiratorias y digestivas que la leche de vaca; es mejor tolerada; es una buena fuente de proteínas y aminoácidos esenciales; es rica en calcio, fósforo, zinc y selenio; se digiere con mayor facilidad gracias a sus pequeños glóbulos grasos y pequeñas partículas de proteínas; es una alternativa a las personas con alergia a la proteína de la leche de vaca; es hipoalergénica; baja los niveles totales de colesterol en la sangre; es rica en vitaminas; contiene prebióticos naturales que favorecen la digestión; dispone de ácidos grasos esenciales omega6; previene enfermedades cardiovasculares y es un alimento natural funcional.

Pero eso no es todo. El sello diferenciador es que la leche es 100% pura de cabra en polvo, es decir, no es fórmula ni preparado. “Esto es fundamental, especialmente para el alérgico alimentario, ya que no todos reaccionan igual a los distintos alimentos. Nuestro éxito va de la mano de la posibilidad de contribuir a la alimentación de muchos niños y adultos, y no solo como una forma de superar o llevar adelante una alergia o intolerancia alimentaria, sino también entregando un producto altamente saludable”, explica Marcelo Levy.

 

PURA CALIDAD

En Kbrita Dagoat detallan que la calidad es uno de los conceptos fundamentales en la labor de la empresa.

“Todo parte con la materia prima de mano de nuestros proveedores, leche de cabra holandesa que es famosa por sus características y sabor superior. De esta forma, la excelencia y propiedades están garantizadas por las normas públicas de Holanda y por el rígido control del COKZ (Órgano Central para la Calidad de los Productos Lácteos)”. Esto, sumado a certificaciones como BRC Food, convierten a los productos Dagoat en sinónimos de excelencia.

Marcelo Levy comenta que el sistema de calidad de cadena se ha denominado Kwaligeit, y comprende diversos aspectos de la producción de la leche de cabra. “Abarca desde la recogida y almacenamiento de la leche, limpieza y desinfección, medio ambiente y residuos, alimentación animal y agua, uso de medicamentos y el bienestar de los animales. Además de los controles y normas holandesas, nuestros productos deben cumplir nuestras propias normas de calidad y atender a los estrictos requisitos de nuestros clientes. Por ello, cada producto sigue un detallado control microbiológico y químico. Asimismo, gracias al extenso programa de recogida de muestras y análisis, y a la adopción de una serie de medidas de precaución durante el proceso de producción, podemos garantizar que nuestros productos de leche de cabra no contienen leche de vaca”, finaliza

Fuente: El Mercurio

Publicidad