26 de marzo de 2018 15:46 PM
Imprimir

Cerró oficina del Senasa en Alta Gracia: productores piden que continúe

Los afectados, en su mayor parte pequeños productores, se dedican a la cría en la zona serrana. Problemas para acceder al documento de tránsito electrónico.

Tras el cierre de la oficina local del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en Alta Gracia, productores ganaderos del departamento Santa María enviaron una nota a las autoridades del Centro Regional Córdoba para solicitar que esa dependencia continúe en funcionamiento.

Los afectados, en su mayor parte pequeños productores, se dedican a la cría sobre pastura natural en área serrana, en Potrero de Garay y San Clemente, entre otras localidades de la región.

La inquietud fue trasladada al titular de la regional Aldo Combessies informándolo de que muchos de estos productores no pueden hacer autogestión (entre ella la obtención vía internet del Documento de Tránsito Electrónico) por falta de conectividad y también porque no poseen conocimiento para el uso de herramientas electrónicas.

En la oficina local los ganaderos no sólo gestionan DTE sino también otro tipo de trámites, como cambios de categorías, ingresos de sangrados de brucelosis, ingreso de libreta sanitaria.

 

Recortes

El Senasa es uno de los organismos oficiales que está recortando presupuestos y desactivando oficinas, como parte del proceso de racionalización administrativa que puso en marcha el Gobierno nacional.

El ente sanitario ha planteado a las entidades de productores que en algunos casos se instalen oficinas en sedes de sociedades rurales, las que deberían correr con la cobertura de gastos de funcionamiento y de personal.

“Muchos de nosotros no tenemos y tampoco podemos hacer autogestión por razones de conocimiento y la zona en la que vivimos carece de señal de Internet”, señalan los productores del departamento Santa María.

 

Gradualismo

“El gradualismo que aplica el Gobierno en varios aspectos de la gestión económica, en este caso del Senasa parecería que no se está teniendo en consideración”, dijeron a Agrovoz.

Para acreditar movimientos de hacienda, los municipios, como el caso de Alta Gracia, cobran un derecho de oficina que se superpone con los aranceles del Senasa. Las autoridades regionales del organismo habían prometido pasar esa oficina a un rango de delegación, en un espacio cedido por la municipalidad, pero de manera sorpresiva, según los productores, la oficina fue desactivada.

Además de solicitar que continúe la unidad, con el mismo horario de atención de lunes a viernes, de 8 a 14, los ganaderos propusieron que se mantengan las dos personas que atienden la oficina.

El cierre de la unidad determina que los productores se trasladen para los trámites a otras localidades más lejanas como Lozada, Santa María de Punilla o la ciudad de Córdoba.

Fuente:

Publicidad