26 de marzo de 2018 23:21 PM
Imprimir

La carne de vacuno de Europa enfrenta su mayor reto desde la crisis de las vacas locas

Es necesario hacer un nuevo ejercicio de resiliencia desde el sector para superar los nuevos desafíos.
El Brexit, las negociaciones con el Mercosur, la bajada de consumo, los movimientos prodefensa de los animales, la huella de carbono y el veganismo… Todo ello conforma un cóctel de desafíos que el sector de la carne de vacuno va a tener que enfrentar. ¿Estamos preparados?

Los próximos dos años serán fundamentales para el sector de la carne de vacuno de Europa y, por supuesto, para la de España. Esta ha sido una de las principales conclusiones a las que ha llegado el Grupo de Vacuno de Anafric en su reunión celebrada en marzo en Barcelona, evento que contó con la participación del Secretario General de UECBV, Jean-Luc Mériaux.

Dos de los principales retos a los que se enfrenta el sector del vacuno son el Brexit y el acuerdo con Mercosur. Sobre el Brexit, Mériaux recordó que “lo único que sabemos a día de hoy es que en 2019 el Reino Unido dejará de ser un estado miembro de la Unión europea, y que como mucho hasta 2020 será tratado como un estado miembro más, pero debemos evitar a toda costa que haya controles en frontera entre ambos territorios”, porque un Brexit traumático significa adoptar las normas de la OMC para los intercambios con aranceles de por medio y una buena parte de las 250.000 toneladas que Irlanda vende al Reino Unido van a tener que ser absorbidas por el resto de países de la Unión. Los negociadores del equipo del artículo 50 avisaron a la UECBV: “prepárense para lo peor”, porque vamos a tener que competir con la carne de Irlanda, Polonia y del Mercosur…

foto

Las principales consecuencias en el mercado incluyen un aumento de la autosuficiencia de carne en la UE desde el 102% (con 28 estados miembros) al 116% (UE-27), además, habrá una caída de precios al productor que será de -8,8% a corto plazo y de -5,5% a largo plazo. El colapso del mercado de la carne de vacuno, que se estima en una pérdida de 2.400 millones de euros, será notorio en todos los países de la Unión.

Sin embargo, los negociadores pueden poner soluciones sobre la mesa que busquen mitigar los efectos del Brexit, como por ejemplo un periodo transitorio, acuerdos de equivalencia con convergencias legislativas o aumentar el acceso a otros mercados.

Pero el Brexit es sólo uno de los retos a los que se enfrenta el sector. Las negociaciones con Mercosur, que se iniciaron en 1995 aún están en proceso y se espera un acuerdo político para abril. Sin embargo, aún no se ha llegado a una solución para la carne de vacuno. Este producto es el único interés ofensivo que tienen en común todos los estados miembros del Mercosur, que piden un contingente de más de 100.000 toneladas de carne de vacuno, mientras que los intereses ofensivos de la Unión Europea están en sectores como el motor, productos transformados, productos con DOPs o IGPs (aceites de oliva, vinos), productos lácteos, servicios marítimos y contratación pública.

Por lo tanto, nos encontramos con que ambas situaciones se van a presentar de manera simultánea y que significarán un gran superávit de carne de vacuno, con la consiguiente bajada de los precios en origen, bajada de la producción y finalmente podría suceder un gran abandono de la actividad.

Pero hay posibilidades de mitigar estos efectos. Los mercados exteriores seguirán siendo para este sector la vía de escape y la herramienta que asegure su continuidad y su buen estado de salud. Y los nuevos Acuerdos de Libre Comercio serán claves para poder mantener el balance comercial de carne de vacuno. En este sentido, la Comisión Europea ha adoptado una nueva estrategia de negociación: si no se levantan las barreras sanitarias no se inician las negociaciones. Luego, el papel de los estados miembros es fundamental para culminar las negociaciones y acordar modelos de certificado de exportación, ya que los operadores del sector esperan poder entrar en mercados tan prometedores como Japón, Corea del Sur y China.

Otro de los retos a los que el sector se enfrenta son las expectativas del conjunto de la sociedad en aspectos tan sensibles como el bienestar de los animales, los aspectos medioambientales y los estilos de vida saludable. En este sentido, el sector deberá ser consciente de que debe tomar cartas en el asunto e invertir en proyectos de investigación y comunicación.

En materia de bienestar animal, el sector ha tomado iniciativas como la participación en la Plataforma Europea del Bienestar Animal, en la que la UECBV tiene una representación a través de un experto español. Y aunque el objeto de esta plataforma no sea el de impulsar cambios normativos, será una fuente de conocimientos, guías y directrices que marcarán el comportamiento de los operadores y los estándares para las demandas comerciales a nivel mundial.

foto
El bienestar de los animales es uno de los retos a los que se enfrenta el sector.

En relación con los aspectos medioambientales que atañen a nuestro sector, el principal motivo por el cual el sector debe proporcionar recursos a proyectos de sostenibilidad radica en el hecho de que en un futuro no muy lejano los operadores deberán comunicar al consumidor el impacto en términos de emisión de CO2 de sus productos, y más tarde habrá gravámenes en función de la huella de carbono.

El sector europeo de la carne de vacuno ha sido protagonista de grandes crisis alimentarias, en particular la de la encefalopatía espongiforme bovina, que significó en su día un gran cambio en la manera de producir, en la manera de procesar y también en el comercio mundial de carne. Pero de algún modo, gracias a esta crisis el sector supo adaptarse a estos cambios, profesionalizándose y alcanzando los mejores estándares de seguridad alimentaria del mundo. Será necesario hacer un nuevo ejercicio de resiliencia para superar este nuevo desafío.

A la reunión del grupo de vacuno de Anafric asistieron 8 de las principales comercializadoras de canales de vacuno de España, asociadas de Anafric: Elaborados Cárnicos Medina, Fribin, Novafrigsa, Frimancha, Companyia General Càrnia, Suministros Megaro Food, Carlos Colomer y Miguel Vergara.

Fuente: www.interempresas.net

Publicidad