26 de marzo de 2018 23:33 PM
Imprimir

Brasil: Aumentan las exportaciones de ganado bovino en pie

Expertos consideran que los envíos de ganado en pie desde Brasil podrían superar el millón de cabezas anuales y  convertirse en el mayor exportador mundial   Tras una caída histórica en las exportaciones en 2015, debido al derrumbe del mercado venezolano, los envíos desde Brasil tuvieron una recuperación durante dos años. En 2017, Turquía sustituyó […]

Expertos consideran que los envíos de ganado en pie desde Brasil podrían superar el millón de cabezas anuales y  convertirse en el mayor exportador mundial

 

Tras una caída histórica en las exportaciones en 2015, debido al derrumbe del mercado venezolano, los envíos desde Brasil tuvieron una recuperación durante dos años. En 2017, Turquía sustituyó a Venezuela como principal destino y las exportaciones al mercado turco representaron el 55,2% del total de las colocaciones brasileñas de ganado en pie.

 

Analistas brasileños proyectan que su país está en condiciones de embarcar más de un millón de cabezas de ganado en los próximos tres años y asumir el liderazgo mundial del mercado.

 

Según las estadísticas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), Brasil exportó en 2017, 400.664 cabezas de ganado, lo que representó un incremento del 41,9% respecto del 2016–, ocupando el quinto lugar a nivel global.

 

México ocupa el primer lugar con exportaciones de ganado en pie por 1,2 millones de animales, en su totalidad enviados hacia Estados Unidos. La Unión Europea ocupó en el mismo año, el segundo lugar con embarques por 1 millón de cabezas, seguido por Australia con alrededor de 800.000 animales y Canadá en cuarta lugar con 665.000 animales exportados.

 

Para especialistas del sector, como Alexandre Mendonca de Barros, de MB Agro, con una demanda que se presenta firme, Brasil puede ampliar su participación en el mercado global, en tanto tiene todas las condiciones para exportar más de un millón de cabezas y asumir el tope del ranking mundial, aunque remarcó algunos desafíos. Uno de ellos es la distribución geográfica de la demanda: “Los principales importadores de ganado en pie están en Asia y Oriente Medio, lo que hace que Australia se beneficie directamente de esa demanda”, por su cercanía.

 

Los retos que plantea el desafío de alcanzar el millón de cabezas, depende de dos factores básicamente, según Isabelle Camargo, analista de mercado de Scot, una consultora de agro-negocios con sede en San Pablo y experta en exportación de ganado en pie: “para mantener el actual ritmo de crecimiento en las exportaciones es esencial la apertura de nuevos mercados para conseguir mayor cantidad de compradoras y reducir la dependencia de Turquía (..) y también se debe mejorar en la seguridad jurídica del negocio, algo evidenciado luego que una acción judicial impidiera a fin de enero la salida de un navío por denuncias de maltrato animal. Hay iniciativas parlamentarias que todavía insisten en limitar la exportación de ganado en pie con otras que promueven su ordenamiento y desarrollo”.

 

Una de las ventajas actuales es que el sector estaba antes restringido a estados del Norte como Pará y ahora “hay una gran cantidad de animales saliendo vía Rio Grande y San Pablo”.

 

El año 2018 parece haber comenzado con una gran dinámica en cuanto a los embarques de ganado en pie. Según datos del Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios, en el primer bimestre del año Brasil embarcó 91.174 cabezas contra apenas 3.000 cabezas de igual período del año pasado. En el mes de febrero las colocaciones llegaron a 48,8 millones de dólares, de las cuales 41,1 millones correspondieron a compras de Turquía.

 

Las ventas a Turquía en 2018 llegaron a 227.489 cabezas –56% del total– con un aumento de 43% frente a los 158.731 animales del año anterior. En diciembre pasado, las colocaciones externas de ganado en pie desde Brasil llegaron a 60.320 cabezas, un incremento interanual de 78,1%, de cuyo total, el 98,5% tuvieron a Turquía como destino. Ello permitió compensar la caída de las compras de Venezuela que, por contrapartida, no realizó ninguna compra desde Brasil, luego de ser el principal destino durante años para el ganado brasileño.

Detrás de Turquía, las ventas de Brasil fueron a Egipto que concentró el 13,9% del total seguido por Líbano con 9,6% y Jordania con el 9,5% del total.

 

La demanda turca no sólo benefició a Brasil sino que tuvo también impacto positivo en las exportaciones de ganado en pie de desde Uruguay e Irlanda que tuvieron importantes incrementos sobre las ventas del 2016.

Fuente: MT

Publicidad