27 de marzo de 2018 18:09 PM
Imprimir

Sustentabilidad: el futuro del transporte refrigerado

La demanda de alimentos frescos y congelados está creciendo cada día. Por ello, emplear soluciones de transporte refrigerado con tecnologías sustentables es una necesidad para los negocios que, lejos de ser sólo un gasto, representa una inversión de alta rentabilidad.
En los últimos años, el calentamiento global ha dado muestras de la importancia y urgencia de cuidar al planeta; para muestra, la información divulgada por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que asegura que la temperatura del planeta rompió nuevos récords en mayo de 2016. Esto convierte a la primavera en el hemisferio norte, en la más cálida en la historia, desde que se tienen registros.
Sin embargo, no se trata sólo de un planeta con climas cada vez más extremos, sino que esto va todavía más allá. Como ejemplo, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el empeoramiento de la contaminación atmosférica causará 250,000 muertes prematuras al año a partir de 2030.
Acontecimientos y noticias como éstas están impactando la vida de las personas, haciéndolas más conscientes acerca de la importancia de tomar acciones, por muy pequeñas que sean y estén en nuestras manos, para contribuir a frenar este fenómeno y cuidar el planeta que habitarán las siguientes generaciones.
TRANSPORTE DE CARGA SUSTENTABLE, UNA NECESIDAD
Contrario a lo que algunas personas pudieran pensar, el cuidado del medio ambiente es un tema cada vez más prioritario en todos los aspectos de la vida del ser humano. Es por ello que hoy es posible encontrar desde lámparas ahorradoras de energía para el hogar, hasta sistemas que optimicen los recursos energéticos en edificios corporativos o instalaciones industriales.
La industria del transporte de mercancías no queda fuera de esta tendencia, sobre todo al considerar su gran impacto en la economía. Si además de su amplio uso, se agrega que el transporte de carga a nivel mundial es responsable por más de 6% de las emisiones de gases invernadero, según el Fondo para la Defensa del Medio Ambiente; esto quiere decir que los negocios deben poner especial atención en emplear transporte que resulte tan eficiente como sustentable.
¿Pero en realidad existe algo como esto al alcance de la mayoría de los negocios? Desde luego que sí, y más cerca de lo que se puede pensar. Información de Deloitte University Press señala que las tecnologías innovadoras están cambiando la forma en que las compañías desarrollan y construyen vehículos. Por ejemplo, los sistemas de propulsión eléctrica y las celdas de combustible tienden a ofrecer mayor propulsión con una menor inversión de energía, obteniendo niveles más bajos de emisión.
 
Sin lugar a dudas, la demanda de alimentos frescos y congelados está creciendo cada día, quizá como consecuencia de los nuevos estilos de vida de la población, cuyas listas de compra se llenan más y más de alimentos fáciles de preparar y cocinar; y que a su vez, sean de buena calidad y cada vez más frescos. De acuerdo con Thermo King, estas condiciones representan un gran reto para los negocios del sector, que requieren soluciones con una mayor innovación para superar las limitaciones de capacidad y de infraestructura, y mitigar el riesgo de interrupción para garantizar la entrega de mercancía con calidad.
Ante este escenario, cobra relevancia el Chill Factor, en donde los operadores de la cadena de frío se enfrentan al reto de buscar nuevas formas de equilibrar los requisitos de alto consumo energético de los productos perecederos, con el deseo de reducir el consumo de recursos.
¿Por qué los negocios deben considerar las soluciones sustentables en el transporte de carga refrigerado? Thermo King da algunas buenas razones:
En la actualidad, existe una gama de unidades de refrigeración para remolque que permiten aplicaciones de temperatura única y multitemperatura con un bajo potencial de calentamiento atmosférico (PCA); con lo que responde especialmente a necesidades de la industria de distribución de alimentos y abarrotes.
Algunas cuentan con soluciones de telemática integradas, lo que permite una buena gestión de la cadena de frío que asegure la entrega de la carga en las condiciones adecuadas. De hecho, la penetración global de la telemática OEM integrada e instalada de fábrica en los nuevos vehículos llegará al 72% en 2021, según ABI Research.
Una única solución de transporte hace posible obtener elevada eficiencia y niveles sonoros reducidos, con un rendimiento medioambiental mejorado. Este tipo de sistemas son ideales para que los negocios se adapten y cumplan fácilmente con las cambiantes regulaciones de la industria, logrando sus objetivos en materia de sustentabilidad y reducción de costos de combustible.
Actualmente, emplear soluciones de transporte refrigerado con tecnologías sustentables es una necesidad para los negocios, y lejos de ser sólo un gasto, representan una inversión de alta rentabilidad, sobre todo si se tiene en la mira lograr mayor eficiencia, ahorro de costos y mejora del desempeño.
Desde luego que el funcionamiento de una flota frigorífica sustentable requiere una importante inversión de capital, conductores especialmente entrenados, aumento de la responsabilidad, y un mayor riesgo para la inspección cercana. Ante este escenario, el “Chill Factor” nunca fue tan importante para la distribución y transportación.
Fuente: Thermo King
Fuente:

Publicidad