29 de marzo de 2018 00:47 AM
Imprimir

¿La carne de un cerdo clonado podría ser kosher?

Mientras que para el rabino Cherlow sería un avance para evitar otros problemas que afectan al ser humano, para otros rabinos esto no es más que un disparate.

Un debate judío se desató en los últimos días tras la inusitada declaración de un rabino a un diario israelí: ¿Podría ser kosher la carne de cerdo clonada?

El miércoles de la semana pasada, el rabino Yuval Cherlow, de la organización rabínica Zohar y de línea ortodoxa, le comentó al portal de noticias israelí Ynet News que “la carne clonada producida de un cerdo no se definiría como prohibida para el consumo, incluso con leche”. Esto, previo a su conferencia “Torá y Ciencia“, que impartió un día después en la Universidad Bar Ilán en la ciudad de Ramat Gan.

Cherlow dijo que aboga por la “aprobación rabínica de carnes clonadas para reducir el sufrimiento de los animales, disminuir la contaminación de la industria cárnica y erradicar el hambre” como uno de sus argumentos principales para defender esta idea, más allá de que se trate solamente de consumir la carne del animal.

El rabino Cherlow postula que la carne clonada no estaría sujeta a las mismas leyes alimentarias de Kashrut que guían lo que es apto para el consumo alimenticio de los judíos. Para esto, presenta la teoría de que de acuerdo con el sistema halájico del Kashrut, “cuando se usa una célula de cerdo y se produce comida a partir del material genético, la célula pierde su identidad original y, por lo tanto, no puede definirse como comida prohibida, ni podría podría ser consumida como leche”.

En declaraciones al diario norteamericano The New York Post la semana pasada, Shemi Harel, dueño de un negocio de pizza en Crown Heights, Nueva York, dijo que estaría dispuesto a servir el cerdo clonado a sus clientes “si el rabino certificado de la tienda” le concede la aprobación para usarlo. Añadió que esto podría volverse predilecto para los clientes porque “la gente tiene curiosidad, nunca la han probado y sienten curiosidad por hacerlo”.

En el otro lado del vasto espectro del pensamiento judío ortodoxo, algunos rabinos han etiquetado esencialmente esta nueva revelación de Kashrut como una simple locura. El rabino Menachem Genack, jefe de la división de productos kosher de la Unión Ortodoxa de EE.UU., le dijo al The New York Post que un cerdo clonado no es más kosher que un cerdo tradicional que tiene pezuñas partidas pero no rumia, lo que lo vuelve absolutamente no kosher. “Lo que se deriva de algo que no es kosher, no es kosher”, dijo. Simcha Klein, de 25 años, gerente de la carnicería Kehilla, en el enclave judío de Boro Park en Brooklyn, Nueva York, dijo al The New York Post, “no soy científico, pero esto me parece una locura”.

El debate está sobre la mesa.

Fuente: The Jewish Voice /

Fuente: Enlace Judío México

Publicidad