29 de marzo de 2018 10:25 AM
Imprimir

Por la sequía, la venta de cosechadoras tendrá un retroceso del 35% respecto de 2017

Caerá la producción en la industria metalmecánica y la inversión.

Un trabajo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) con sede en Manfredi, estimó que para el ciclo actual el mercado de máquinas de cosechadoras tendrá una caída del 35% respecto al 2017, dado que las ventas pasaran de u$s850 millones a u$s580 millones, producto de una menor cosecha a partir de la sequía que afecta al campo

El estudio sostuvo que para 2018, el pronóstico del mercado con “año niña” (leve) anticipaba para este sector una inversión de u$s800 millones, pero la sequía extrema en algunas regiones de la pampa húmeda ha disminuido la estimación de producción desde los valores iniciales de 125 millones de toneladas a 105 millones. Esto significa una baja de 13 millones de soja, 5 millones de maíz y 2 millones de girasol, sorgo, maní y el trigo de invierno, según datos de la Bolsa de Cereales; eso representa una merma del saldo exportable a valores normales de u$s4.500 millones.

Como Argentina es un país formador de precio en soja, la sequía argentina produjo un aumento de precio internacional de la soja y el maíz que ayudará a disminuir ese impacto en u$s1.700 millones por lo que el monto real de caída de exportación sería de aproximadamente u$s2.800 millones a nivel nacional, dijo el INTA.

Para los técnicos del Instituto, la disminución del ingreso de divisas al país y al sector es importante por la representatividad porcentual de la renta excedentaria reinvertible del sector productor de granos en esta campaña y también en la próxima siembra estival 2018/19. Los efectos negativos son muy diversos, afectando de manera severa en las regiones más castigadas por la falta de agua que fue muy aleatoria.

El análisis concluye que es lógico que 20 millones de toneladas menos de granos significa menos necesidad y capacidad de inversiones en equipos de cosecha, menos repuestos, menos combustible, menos movimiento de camiones, menos secado y acondicionado de granos, menos empleos y movimiento económico en general en los pueblos y ciudades del interior productivo, generando problemas en efecto cascada.

Fuente: Agritotal

Publicidad