2 de abril de 2018 22:04 PM
Imprimir

Toma nota, el ganado bovino también puede morir de tristeza

Es una consecuencia de dos enfermedades que son producidas por las garrapatas, denominadas anaplasmosis y babesiosis, que les afecta a los glóbulos rojos y al hígado

El mal se llama tristeza parasitaria es provocada por parásitos microscópicos intracelulares, que se llaman hemoparásitos, ya que se alojan en los glóbulos rojos del bovino, refirió el médico veterinario y doctor en ganadería ecológica, el docente universitario José Luis Vaca Roque.

“Es una enfermedad transmitida por garrapata. Se mete a los glóbulos rojos, los destruye, produce anemia, ataca al hígado, al bazo y al cerebro. El síntoma es la fiebre, llamado fiebre de Texas, porque fue identificada en esa región de Estados Unidos por el epidemiólogo y patólogo Theobald Smith. Junto a la fiebre presenta mucosas amarillas con la consiguiente destrucción de los glóbulos rojos, sobreviene la anemia y muere el animal”, explicó Vaca Roque, quien fue presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz en los últimos dos años.

Precisamente, fue la tristeza parasitaria la causa de la mortandad de bovinos en Villa Montes y Yacuiba, en agosto de 2017. El Senasag del departamento de Tarija confirmó, de acuerdo a diagnósticos clínicos, que esa muerte de más de 700 reses se debió a una enfermedad ligada con las picaduras de garrapatas.

“Las garrapatas provocan la anaplasmosis y la babesiosis. Estas son las principales enfermedades transmitidas por estos ácaros que afectan al ganado bovino en el oriente boliviano. Ambos males producen la invasión en la sangre, porque se encuentran dentro del grupo de las hemoparasitosis”, consigna un libro que sobre prevención y tratamiento de este mal editó el Servicio Departamental Agropecuario de la Secretaría de Desarrollo Productivo de la Gobernación cruceña.

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) estableció mediante una investigación, que un 80% de la ganadería bovina a escala planetaria tiene a las garrapatas como enemigo común.

“Este problema está presente en casi todos los países del hemisferio occidental y afecta la salud y el bienestar rural, el suministro de proteína de calidad y la productividad de este rubro estratégico para las economías de las Américas”, indica el IICA.

“El mal de las garrapatas es común en la región. Existen vacunas al respecto. Si se observa síntomas de tristeza en el ganado, es importante contactarse con un veterinario o con los veterinarios del servicio ganadero del municipio para que tomen las muestras y realicen el diagnóstico para definir el tratamiento adecuado”, indicó José Luis Vaca.

Fuente: Agromeat

Publicidad