3 de abril de 2018 01:53 AM
Imprimir

Tractores y cosechadoras encabezan la importación de maquinaria agrícola

El crecimiento que experimentaron las ventas de la maquinaria agrícola durante el año pasado se vio impulsado principalmente por dos segmentos: tractores y cosechadoras. En el primer caso, el aumento llegó al 45% mientras que en cosechadoras, el salto fue de un 36%, según datos del Indec.   Sin embargo, en ambos casos se destaca […]

El crecimiento que experimentaron las ventas de la maquinaria agrícola durante el año pasado se vio impulsado principalmente por dos segmentos: tractores y cosechadoras. En el primer caso, el aumento llegó al 45% mientras que en cosechadoras, el salto fue de un 36%, según datos del Indec.

 

Sin embargo, en ambos casos se destaca una dinámica “notoriamente favorable” a la venta de maquinaria agrícola de origen importado, con crecimiento de alrededor del 100% en cada segmento. Así lo especificó un informe de Ieral, en el que se destaca que la venta de tractores importados creció un 141%, lo que implicó una variación superior cercana a 6,4 veces a la observada para aquellos tractores de producción nacional (que tuvieron un crecimiento de apenas un 22%).

 

Por el lado de las cosechadoras, el incremento anual fue del 96% en el caso de las importadas frente a sólo un 13% para el caso de las nacionales. También subió fuerte la importación de implementos de origen extranjero, un 45% frente a un 15% de las nacionales (tres veces más), mientras que en el caso de las sembradoras, según estimaciones privadas, el incremento en 2017 de las unidades vendidas de las importadas habría sido del 168% contra un 5% para el caso de las de origen nacional.

 

“En este último segmento, las máquinas de origen importado presentaban muy poca participación inicialmente, lo que fundamenta el elevado incremento”, destacó el informe. Así, se refleja una caída en la participación de la maquinaria nacional en el total de ventas. En la comparación con el 2015, el 90% de las ventas eran de carácter nacional contra un 77% para el año pasado. “La mayor propensión a la importación de maquinarias es uno de los frentes que generan cierta incertidumbre a futuro en el sector fabril, que se suma a los posibles efectos de la sequía sobre los ingresos y la rentabilidad agrícolas”, se afirma.

Fuente:

Publicidad