3 de abril de 2018 03:21 AM
Imprimir

Esfuerzo internacional para erradicar al gusano barrenador

Proyecto establece las bases para combatir un parásito que afecta al ganado

Según se informó a El Observador desde la Representación de la FAO en Uruguay, Montevideo fue sede del taller de lanzamiento de un proyecto regional liderado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), del que participan la FAO y 18 países de América Latina y el Caribe.
“El OIEA y la FAO ponen sus mejores técnicos y la mejor tecnología disponibles, les toca a ustedes, representantes de los países, lograr el compromiso de Gobiernos y gremiales para que este proyecto sea exitoso”, dijo el Oficial a Cargo de la Representación de la FAO en Uruguay, Vicente Plata, durante el cierre del taller de lanzamiento.

La lucha contra esta plaga parasitaria es una cuestión prioritaria en Uruguay, según explicaron expertos y funcionarios locales presentes en el evento.

La mosca de la bichera (cochliomyia hominivorax) afecta a todos los animales de sangre caliente, incluidos los seres humanos, cuando deposita sus larvas –el Gusano Barrenador del Ganado (GBG)– que infestan e invaden las heridas de animales vivos.

Enfermedad transfronteriza
La necesidad de un enfoque regional se debe a que este insecto puede volar en un radio de casi 300 kilómetros desconociendo fronteras y, además, presenta mutaciones que le permiten adaptarse a distintos climas y regiones. De hecho, causa una de las enfermedades transfronterizas más importantes de la región.

La estrategia del proyecto “Fortalecimiento de las capacidades regionales para la prevención y control progresivo del GBG en América Latina y el Caribe” se enfoca en apoyar a los países del Norte y Centroamérica –que ya pudieron liberarse de la enfermedad– fortaleciendo sus mecanismos de vigilancia epidemiológica, y a los países sudamericanos –donde la infestación sigue presente– mediante el establecimiento de capacidades para el control progresivo de la plaga.

El objetivo fijado a largo plazo de este proyecto, previsto para durar tres años, es erradicar de la región a esa enfermedad que afecta significativamente el comercio mundial y la producción ganadera de los países de América Latina y el Caribe, también a la producción pecuaria sostenible, poniendo en peligro no solo la producción de alimentos y la seguridad alimentaria, sino también la salud pública, además de afectar la biodiversidad.

Todos estos aspectos se abordan en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y se incluyen en varios de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El liderazgo del Organismo Internacional de Energía Atómica en el proyecto se debe a que el GBG fue erradicado del sur de los Estados Unidos a Panamá utilizando la “técnica del insecto estéril” (TIE) por radiación, con el uso de energía nuclear civil, sumada a la implementación de programas regionales progresivos desde la década de los años 60 hasta el 2006, cuando Panamá fue declarado país libre.

Para mantener a estos países libres, es necesario fortalecer los programas de vigilancia epidemiológica y mejorar y establecer capacidades de respuesta y planes de emergencia en caso de un brote. En los países de América del Sur y el Caribe, el GBG, sigue fuera de control debido a la falta de un enfoque transfronterizo para abordar el problema, establece el documento del proyecto.

Uruguay, participa de esta iniciativa con mucho entusiasmo, motivo por el cual hospedó el primer taller, a través de la Dirección General de Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca.

Los países participantes

Argentina
Belice
Bolivia
Brasil
Colombia
Costa Rica
Cuba
República Dominicana
Ecuador
El Salvador
Guatemala
Honduras
México
Nicaragua
Panamá
Paraguay
Perú
Uruguay

Fuente: Observa

Publicidad