3 de abril de 2018 14:28 PM
Imprimir

En un escenario de sequía, el productor sólo venderá lo necesario para cubrir costos

En abril se debe embarcar productos por u$s1.300 M

A partir de hoy y como se da siempre, el productor empieza su fuerte liquidación de maíz y soja, en especial este último que con la fuerte sequía empezó a cosecharla antes que el cereal. El escenario de una posible continuidad de la ausencia de lluvias necesarias para el trigo sumado a las subas externas, le pondrá un compás de espera a los dólares que el Gobierno tanto añora en esta época del año. El mercado entiende que venderá lo justo como para pagar los gastos y luego se retendrá. En abril las exportadoras deberán embarcar u$s1.284 millones entre granos y subproductos.Hoy el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) dará a conocer la liquidación de marzo, que se entiende superará lo visto en enero y febrero. Al menos los datos del portal oficial Siogranos dan a entender que el mes pasado se comercializaron sólo en lo que tiene que ver con soja por 5,15 millones de toneladas, a valores FOB representan ingresos por u$s2.094 millones.
Con ese contexto, hoy arranca una pelea entre el productor y la exportación; y más aún con la suba del jueves pasado en Chicago en donde la oleaginosa marcó los u$s384 y que más allá de la baja de ayer, la soja en una jornada tuvo una ganancia del 2,6 por ciento. El causante de dicha alza fue los EE.UU. que contra todo lo que esperaba el mercado, proyectó una baja en su siembra para la presente campaña. En pocas palabras, poca cosecha en un escenario de menor volumen.
“El exportador puede o no convalidar la mejora externa, pero no tiene necesidad de hacerlo dado que ya tiene mercadería comprometida para abril”, señaló desde la corredora Pinelli y Asociados, su director Luciano Pinelli.
Esto quiere decir que si bien habrá una suba está podrá ser diferida a contra entrega. Hoy el valor ronda los $5.900 la tonelada lejos aun de los $6.300 que supo tener en los primeros días de marzo.
Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), del 28 de marzo y el 22 de abril se deben embarcar entre granos y subproductos un total de u$s1.284 millones.
Los datos de Agroindustria muestran que del ciclo actual ya hay 8,2 millones de toneladas de soja sin precio que responde a ingresos por u$s3.370 millones. Se estima que otros 6 millones de la campaña pasada siguen en poder del campo por un total de u$s2.400 millones.
El productor saber que tiene un escenario difícil. Hoy todo indica que la Niña continuara en los próximos meses en su fase más neutra, es decir lluvias esporádicas.
Por eso deberá aguardar a ver si las precipitaciones alcanzan a ser suficientes para sembrar el trigo y recuperar lo perdido con la soja que por suerte su valor empieza a repuntar. Por lo tanto ajustará las ventas para respetar sus deudas y luego se sentará a ver que pasa en el mercado.

Merino Soto

Fuente: Agritotal

Publicidad