3 de abril de 2018 14:34 PM
Imprimir

La fibra de coco mejorar la calidad de los suelos hortícolas

Se trata de placas naturales y ecológicas. Entre sus ventajas también destaca la mejora del sistema radicular de las plantaciones que la utilizan y la estructura del suelo

Una compañía española identificada con la producción verde descubrió que las fibras de coco pueden contribuir a mejorar la estructura de los suelos utilizarlos para la producción hortícola y, las pruebas a campo mostraron resultados muy auspiciosos.

Se trata del grupo español Projar, que desde hace algunos años produce en su planta de Almería, España, unas placas de fibra de coco utilizadas para para mejorar la estructura de suelos asignados a la producción hortícola de tomates, pepinos, calabazas, pimientos o berenjenas.

La utilización de estas placas, compuestas en su totalidad por fibras de coco, permite aumentar la oxigenación del suelo y asegurar la disponibilidad de agua, además de servir como reservorio de nutrientes,. reveló el portal español Infoagro.com.

Entre sus ventajas también destaca la mejora del sistema radicular de las plantaciones que la utilizan y la estructura del suelo.

Estas placas de fibra de coco también permiten el fácil manejo de los sistemas de riego y facilitan el trasplante, evitando el estrés de los plantines.

Además, junto a las ventajas a la hora de incorporar a la plantación, el uso de la fibra de coco como mejorador del suelo permite obtener un adelanto de la producción.
De este modo, logra una mayor productividad que beneficia a productores agrícolas y cosechadores.

 

Adelanto de la producción

Su utilización se puede llevar a cabo en cuatro sencillos pasos. En la fase uno, se prepara el suelo o terreno de cultivo mediante la realización de zanjas de plantación. Luego se introducen las placas de fibra de coco en hilera y se deja un espacio entre ellas de unos 3 centímetros aproximadamente.

Después se procede a la colocación de las líneas de gotero y a la hidratación de las placas mediante el riego. Tras ello se procede a la plantación.

Estas placas de fibra de coco tienen además la particularidad de poder ser utilizadas en agricultura ecológica ya que están certificadas como aptas para uso en agricultura ecológica.

Miriam Carretero, responsable de comunicación de la compañía, “la fibra de coco es un producto utilizado desde hace 15 años en agricultura. Sin embargo, el uso como mejorador de las propiedades del suelo para favorecer una mayor y más rápida producción de los productos hortofrutícolas es una técnica sobre la que hemos empezado a trabajar unos años después”.

En este sentido, explica que “es entonces cuando los ingenieros y técnicos de Projar comprobaron que repercute en numerosos beneficios para este tipo de plantaciones”.

Fuente: Noticias AgroPecuarias

Publicidad