4 de abril de 2018 14:10 PM
Imprimir

Por la sequía, empeoraron las perspectivas del campo

Además de generar pérdidas económicas, la sequía también golpeó duro en la visión de los productores sobre la situación del país, sus empresas y en las decisiones para invertir.

Según la encuesta SEA-CREA, donde participaron 1231 empresarios y más de 200 asesores vinculados con la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Acrea), por el fenómeno climático empeoró la percepción respecto de la situación del país y las expectativas. En rigor, mientras en noviembre pasado había un 7% de productores -siempre sobre la base de la encuesta- que señalaban que la situación económica estaba peor respecto de un año atrás, ahora ese número saltó al 23 por ciento.

Además, bajó la cantidad de quienes sostienen que la situación está mejor. Pero para Acrea lo destacable es que pese a la caída en la percepción “en las expectativas siguen predominando los que consideran que la economía del país mejorará el próximo año (un 55%)”.

El otro dato que se desprende del trabajo es que, ya a nivel de las empresas, hay más productores que perciben que su establecimiento está peor que en 2017. “Bajo esta apreciación se ubica el 34%, mientras que el 26% percibe que está mejor”, señala. Para la entidad, igual “continúan siendo mayoría (46%) los empresarios que piensan que sus empresas estarán mejor el próximo año”.

Por la sequía, solo el 28% de los grupos de productores estimó un resultado aceptable para su establecimiento, en tanto que el resto espera “efectos regulares o malos”.

En este contexto, la sequía también le pegó al ánimo para invertir y así lo destaca CREA: “Tras seis encuestas anteriores, donde la mayoría de los empresarios creía que transitaban por un buen momento para realizar inversiones, actualmente ese patrón se invirtió: el 40% piensa que es un mal momento y 27% que es un buen momento”. Más allá de este cambio, hay un 69% de los productores planificando realizar alguna inversión durante 2018, según indica.

Entre otros datos, el trabajo consigna que el 87% de las empresas agrícolas y el 94% de las ganaderas de esa entidad tuvieron un impacto negativo por la sequía.

Si bien por la mejora en los precios de los granos hay una cierta compensación de las pérdidas económicas, en soja y maíz habrá, según CREA, una caída de US$2600 millones en el valor bruto de la producción.

 

Cambio de tendencia

Mientras los productores están preocupados por los efectos de la sequía, según la Bolsa de Comercio de Rosario, con las lluvias del fin de semana el 70% de la región núcleo recibió lluvias por encima de los 20 milímetros.

“Aunque esto todavía suena a poco, es importante destacar que el agua volvió a aparecer de manera más generalizada”, indicó la entidad.

En rigor, hubo muchos lugares con más de 50 milímetros. Incluso se registraron sitios con casi 100 milímetros, según comentaron los productores en redes sociales.

Además, según consignó la entidad citando al experto José Luis Aiello, “los mecanismos que bloqueaban las lluvias están debilitándose”.

“Para el fin de semana que viene podrían registrarse tormentas muy importantes que dejen registros de 60 a 70 milímetros”, explicó el especialista.

 

Los números del impacto

23% peor: es el porcentaje de productores que creen que empeoró la situación económica.

40% mal momento: es el porcentaje de productores que considera que no es momento para invertir.

Fuente: La Nacion

Publicidad