5 de abril de 2018 17:07 PM
Imprimir

Una firma de indumentaria se unió a los qom para fabricar algodón orgánico

La producción del cultivo se hace siguiendo prácticas orgánicas.

Parte de la comunidad qom de Pampa Medina en Pampa del Indio, Chaco, recuperó la producción de algodón biodinámico en alianza con una empresa que produce indumentaria certificada internacionalmente por ser orgánica y, además, en cada una de sus etapas, seguir las reglas del comercio justo.

“Los invitamos a participar con prueba de cinco hectáreas, en la que cada familia aporta una de manera de repartir el juego y, además, de algodón, trabajamos también en una granja sustentable con variedad de semillas y algunos animales”, dijo. La primera cosecha fue el año pasado y ahora están comenzando la segunda, que la duplicará en volúmenes.

Explicó que usan semillas nativas no intervenidas por el hombre y que, como en la Argentina no hay un banco de semillas, recuperan en cada cosecha una parte para ir creciendo. “Vamos de a poco porque no tenemos insumos para ampliarnos de golpe”, señaló.

Cada hectárea rinde entre 1500 kilos y 1800 kilos de algodón, cantidad que sufre una pérdida del 60% hasta llegar al proceso de desmotado, en el que se separa la semilla de la fibra. Hasta que puedan incrementar la producción en la Argentina, la empresa trae algodón orgánico de Perú.

“La balanza estaba desequilibrada, pero en esta cosecha, estaremos equiparando las cantidades”, apuntó Alonso. Con un kilo de algodón se fabrican unas cinco remeras.

La producción en Campo Medina sigue las prácticas agrícolas orgánicas, como cultivos de cobertura, rotación de cultivos, composta, refugios móviles para animales y rotación de pastoreo. Para el proyecto puntual del algodón, el INTA Sáenz Peña proveyó las semillas libre de organismos genéticamente modificados y dio su apoyo técnico.

Las remeras también tienen un estampado orgánico con tintas autorizadas y el packaging es sustentabl y también certificado. Las etiquetas externas se realizan en el marco del programa de terapia ocupacional del Hospital Borda y cada comprador recibe con el producto un dibujo de algunos de los chicos que asisten a los comedores con los que la marca colabora donando alimentos orgánicos.

Fuente: la Nacion

Publicidad