6 de abril de 2018 11:18 AM
Imprimir

¿Cómo se negociarán los arrendamientos en la región?

La sequía pone un signo de interrogación sobre los precios.

La seca que azotó a la región núcleo pone un signo de interrogación sobre la negociación de contratos de arrendamiento. Si bien todavía es temprano, los hombres de campo ya observan algunas tendencias en el mercado.

Mientras algunas fuentes del sector apuntan a bajas de un 15%, especialistas de la región son más cautelosos respecto a lo que pueda suceder en medio de un año marcado por las inclemencias climáticas.

Según el presidente de la Sociedad Rural de Rosario (SRA), Tomás Layus, la situación que atraviesan los productores varía sensiblemente según la zona. “Los rendimientos son dispares, las tierras que venían con excedente de agua de campañas anteriores y recibieron algo de lluvia en ésta, no la han pasado tan mal. Hay que tener en cuenta que llovió un 20% de lo que llueve normalmente”. En este marco, las negociaciones estarán afectadas por la cosecha, pero también por las perspectivas para lo que resta del año. “Todavía no hay datos, pero puede suceder que los contratos vayan a la baja”, remarco Layus.

Además de las variantes de precio, también pueden registrarse cambios en la modalidad de las transacciones. De acuerdo con el presidente de la SRA, “hay inquilinos que no van  querer hacerse cargo del riesgo y buscarán compartirlo con el propietario (…) Esto es significa un cambio importante, dado que el 65 o 70% de los productores son inquilinos”.

“Este es un año donde se achican muchos los márgenes y los costos siguen altos. Las perspectivas pueden mejorar a partir de lo que suceda en Estados Unidos, provocando que la soja o el maíz suban de precio”, apuntó Layus.

“Las perspectivas son optimistas”

“No creo que tenga un impacto muy fuerte en las negociaciones, los productores vienen de años buenos y las perspectivas son optimistas”, advirtió el analista de mercados de FyO, Dante Romano. Y ahondó, “es más, por cada productor que quiera salirse de un campo se van a encontrar dos o tres queriendo entrar”.

Al igual que el titular de la SRA, Romano cree que es un año en el que los productores  tuvieron un golpe de rentabilidad, porque lo que “van a tener que ser más austeros y elegir con mucho detalle las inversiones que van a hacer”.

Consultado sobre el rol de los precios en la campaña, Romano consideró que no equiparan a la producción. “Si pensamos en el precio que los productores tenían en la cabeza cuando arrancó la temporada y los que se negocian ahora, vemos que hay una diferencia del 15% mientras que la pérdida de cosecha fue del 35%”, concluyó.

REDACCIÓN ON24

Por Mariano Fortuna

Fuente: On24

Publicidad