6 de abril de 2018 04:18 AM
Imprimir

Recomiendan enterrar frutas maduras en las casas de Mendoza

El Senasa sugiere eliminarlas para mantener el status de Mosca de los Frutos y controlar plagas. En 2017 se descartaron 535 toneladas

La afición de muchos mendocinos por contar con árboles frutales en sus jardines se topa con una realidad: el avance de las plagas. Es el caso de la Mosca de los Frutos, combatida por un programa nacional del Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agropecuaria), desde donde aconsejan tanto enterrar como eliminar manzanas, peras, ciruelas y duraznos, entre otros, para controlar la afectación en la provincia, y mantener su status sanitario.

La mosca de los frutos es una de las plagas de mayor importancia económica para la producción frutihortícola de la Argentina debido a los daños que produce en la fruta y las mermas asociadas. El Programa Nacional de Control y Erradicación de Mosca de los Frutos (PROCEM) tiene como objetivo principal “reducir el impacto socioeconómico” en Mendoza, San Juan y la Patagonia.

Existen más de 300 frutos “hospedantes” de la Mosca. Entre ellos están arándano, cereza, ciruelo, damasco, durazno, frambuesa, guayaba, higo, kiwi, mandarina, naranja, mango, uva manzana, membrillo, nectarina, níspero, palta, papaya, pera, pomelo y pimiento.

Qué hay que hacer

Para eso, destacan como “esenciales” las acciones a través del Programa y “la colaboración de los ciudadanos en el cuidado de sus frutales”. En tal sentido, se apunta a la recolección de los frutos caídos y aquellos que no van a consumir, como forma asegurar la posibilidad de exportar el producto sin tratamiento cuarentenario y así asegurarse el ingreso a mercados internacionales.

La fruta madura que ya está en el piso debe enterrarse a una profundidad no menor a 30 centímetros o colocarse en recipientes resistentes y cerrados “para su posterior traslado a un sitio apropiado para su destrucción”.

Durante 2017, en el marco del PROCEM, se destruyeron 535 toneladas de fruta a través de esta práctica.

Otra forma sencilla tiene que ver con la prevención: colgar botellas con vinagre de manzana o de vino en sus frutales y así controlar los insectos adultos.

Fuente: Agritotal

Publicidad