6 de abril de 2018 14:06 PM
Imprimir

México : Salud pecuaria, clave para mejorar calidad de la carne

La carne bovina es un alimento que en muchas familias resulta imprescindible

Sus cualidades no sólo son el sabor, también cuenta con propiedades nutricionales que el organismo necesita para regenerar tejidos, mejorar el sistema inmune y acelerar el metabolismo, entre otros beneficios, al proveer aminoácidos esenciales en las cantidades adecuadas.

En México, 110 millones de hectáreas son destinadas a la ganadería, donde se alimentan, domestican y crían más de 33 millones de rumiantes bovinos al año (como las vacas y los toros), lo que equivale a un vacuno por cada 3.5 mexicanos. Por consiguiente, la producción anual de carne de res es de un millón 900 mil toneladas, lo que coloca al país en el 6° lugar a escala mundial, siendo Veracruz, Jalisco, Chiapas y Sinaloa los principales estados que aportan, en su conjunto, casi la tercera parte del valor y volumen a nivel nacional.

En el marco de la 9ᵃ edición del Congreso Internacional de la Carne, el foro de negocios y exposiciones más importante en producción cárnica, el cual fue organizado por la Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado Bovino (AMEG) el pasado 21 y 22 de marzo en el World Trade Center, Ciudad de México, especialistas aseveraron la importancia de esta proteína animal para el mercado mexicano.

De acuerdo con el Ing. Juan José Córdoba Herrero, Presidente de la AMEG, “México se ha consolidado como un importante centro de producción y distribución de carne en el mundo. La actividad pecuaria ha crecido más del 600% en menos de 10 años gracias a la capacidad de organización del sector, la constante vigilancia por parte de organismos como SAGARPA y SENASICA (Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Alimentaria), las buenas prácticas ganaderas, así como la atención y el cuidado de la salud animal”.

La producción de este alimento se divide en tres principales etapas: la cría del ganado, la engorda y la industrialización y comercialización de la carne. Por ello, José Córdoba comentó: “Es de suma importancia promover el desarrollo de la cadena productiva a través de pláticas y talleres dirigidos a ganaderos, engordadores, procesadores, empacadores y comercializadores, que ayuden a mejorar la productividad y competitividad para ofrecer un producto de calidad del campo a la mesa”.

No obstante, otra de las grandes demandas de la industria se debe al notable crecimiento poblacional. De hecho, se espera que para el 2050 la producción cárnica crezca en un 60% a nivel mundial, por lo que miembros de la cadena productiva y empresas farmacéuticas deben contar con las herramientas y productos necesarios para afrontar los nuevos retos de la globalización de manera segura, eficiente y responsable.

Al respecto, Fabián Gonella, Director del Segmento de Rumiantes y Equinos para Boehringer Ingelheim Animal Health México, Centroamérica y El Caribe, compañía que ocupa la posición #1 en el mercado de salud veterinaria del país, destacó: “Nuestra compañía ha ido avanzando para ofrecer servicios integrales a los ganaderos y productores. En este sentido, proporcionamos atención especializada y a la medida de sus necesidades actuales y en el futuro. Esto significa prepararnos para desarrollar productos excepcionales, así como recursos para el rápido diagnóstico y monitoreo de enfermedades”.

Los especialistas precisaron que algunas de las principales afecciones del ganado son, el complejo respiratorio bovino, diarreas virales, artritis y aquellas transmitidas por vectores como garrapatas, piojos, moscas y mosquitos, entre otros agentes patógenos. La mayoría de ellas causan grandes pérdidas económicas, por lo que la vacunación, el uso de desparasitantes, bacterinas y otros medicamentos de excelente calidad son esenciales.

Incluso, la Dra. Robyn Warner, líder del Departamento de Agricultura y Sistemas Alimentarios de la Universidad de Melbourne, Australia, afirmó: “Además de una buena genética, un bovino sano garantiza una mejor maduración de sus cartílagos, musculatura, peso, color y sabor que la industria de la carne exige para consumo local y el cumplimiento a las normas de exportación. Por el contrario, los animales enfermos son más propensos al estrés y a la depresión, lo que disminuye su calidad de vida”.

Por esta razón, a fin de mejorar las prácticas de salud en el ganado, Fabián Gonella, comentó: ”En Boehringer Ingelheim Animal Health México, ponemos a disposición de los ganaderos una plataforma en redes sociales denominada @OrgulloGanadero, que sirve de puente de información sobre el sector y ayuda a resolver dudas y problemáticas que enfrenten. También, invertimos cerca de 45 millones de pesos al año en investigación, desarrollo y transferencia de nuevos productos, para seguir ofreciendo la más completa e innovadora cartera de medicamentos y soluciones que aseguren el bienestar y rendimiento de los animales”.

“Participar en foros tan importantes como el Congreso Internacional de la Carne y ser aliados estratégicos de la AMEG, permite actualizarnos y abrir el diálogo con miembros de la cadena de producción de carne sobre las tendencias, desafíos y oportunidades que tenemos a nivel global, con el objetivo de velar en todo momento por la salud animal y asegurarnos de ofrecemos alimentos ricos, saludables y de la mejor calidad que contribuyen al bienestar humano”, concluyó Fabián Gonella.

Fuente: desdepuebla.com

Publicidad