7 de abril de 2018 02:17 AM
Imprimir

Aranceles impuestos por EE.UU. serían el pasaporte de Colombia al mercado chino

Productos agrícolas colombianos podrían suplir demanda de alimentos de EE.UU.

Aunque las grandes potencias económicas han dejado de manifestar sus conflictos binacionales a través de amenazas bélicas, los vientos de guerra comercial que amenazaban a los mercados internacionales se materializaron esta semana a través de las medidas arancelarias impuestas por Donald Trump, presidente de EE.UU., y Xi Jinping, presidente de China.

A finales de marzo, Donald Trump firmó una orden ejecutiva de imposición de aranceles por US$50.000 millones a China y el martes, el líder norteamericano anunció una nueva medida por US$100.000 millones, acompañada de una lista de 1.300 bienes de maquinaria industrial, farmacéutica, vehículos y tecnología.

Como represalia, China respondió al gobernante norteamericano con el anuncio de aranceles por US$50.000 dólares a 106 productos provenientes de EE.UU. entre los que están varios productos agrícolas como soja, maíz, trigo, algodón, carnes, arándanos y tabaco. En la lista también figuras automóviles, aviones y otros vehículos.

 

El gigante asiático es el cuarto destino para las exportaciones nacionales, en las cuales, el agro colombiano tiene un amplio camino abierto por delante y que podría aprovechar en ausencia de las exportaciones estadounidenses.

En febrero, Colombia envío a China US$30,01 millones en metales y sus manufacturas; US$17,72 millones en fundición de hierro y acero; y US$11,89 millones en alimentos, bebidas y tabaco, principales sectores de exportaciones con este país.

 

LOS CONTRASTES

  • Ricardo AbelloDocente de derecho internacional del Rosario

    “En la medida en que se van a poner aranceles a los productos de EE.UU., entrarían los demás países a comerciar con China”.

Ricardo Abello, profesor de derecho internacional de la Universidad del Rosario explicó que en la medida en que empiecen a operar estos aranceles, lo que sucederá es que EE.UU. dejará abierto un mercado que genera competitividad a los productos de otras naciones que entrarían a suplir esta demanda y a aprovechar estos mercados y comerciar con China.

“Habría una dificultad y es la inmensa amplitud del mercado chino, que no alcanzaría a ser surtida solo por Colombia, porque es gigantesco, ahí hay muchas oportunidades. Tocaría empezar fortaleciendo esa producción que se podría empezar a enviar para aprovechar esa magnitud “, explicó Abello.

El jurista resaltó que al tratarse de alimentos hay una serie de medidas sanitarias y fitosanitarias que se deben cumplir, pero aclaró que “al ser un socio comercial importante, los espacios para iniciar estas relaciones ya están”.

En el otro lado de la balanza, a pesar de que EE.UU. es el principal socio comercial de Colombia (26,40% de las exportaciones del país en febrero se destinaron a esta nación), el vacío que deja el comercio chino no es un espacio al que pueda entrar a competir Colombia, pues estos productos distan de su matriz productiva.

Por el momento, a nivel global la incertidumbre continúa. A raíz de esta tensión comercial, los mercados de valores sufrieron varias caídas ayer. En Wall Street, las acciones bajaron más de 2 %, con una pérdida superior a los 500 puntos en el Promedio Industrial Dow Jones. Otras bolsas como la mexicana, chilena, argentina, colombiana y brasileña también cayeron por la aversión al riesgo que ser percibe en los mercados.

Fuente: Laura Lucía Becerra Elejalde -larepublica.com.co

Publicidad