8 de abril de 2018 10:58 AM
Imprimir

Medios nacionales destacan la situación crítica del agro del sur mendocino

La situación de las economías regionales en el sur provincial no es la mejor. Es que en lo que va de la temporada hemos visto los problemas que se dan por los bajos precios y la falta de rentabilidad, que llevaron a finqueros a arrancar sus plantaciones. En este sentido, el fenómeno que se vive […]

La situación de las economías regionales en el sur provincial no es la mejor. Es que en lo que va de la temporada hemos visto los problemas que se dan por los bajos precios y la falta de rentabilidad, que llevaron a finqueros a arrancar sus plantaciones.
En este sentido, el fenómeno que se vive en las zonas agrícolas de San Rafael y General Alvear llegó a los medios nacionales y fue el programa ADN TV que se emite los domingos a las 21 por la pantalla de CN5 mostró la crítica situación que viven los productores de frutas y hortalizas en el sur mendocino.
Entre los temas que se abordaron se destaca la apertura de importaciones a productos que llegan desde Turquía, Grecia y Perú, los aumentos en los insumos y los incrementos en las facturas de servicios, entre otros.
Uno de los entrevistados fue Roberto Hartman de la Asociación de Productores del Atuel contó que “toda mi vida estuve en la finca y hoy es una desolación total. Vivo con una jubilación mínima y la finca, pero los agricultores estamos en peligro de extinción. Hay muchas fincas abandonadas”, contó quien produce tomate, pimientos, berenjenas, melones y sandías.
Sobre el tomate destacó que “nos pagan entre 2 , y 2,50, y entre la cosecha y los gastos no queda nada”.
Marcelo Barón, productor de ciruela, por su parte indicó que “se nos hace imposible seguir. Necesitamos alguna ayuda.
Mientras que Marcelo Nuñez, productor de Oasis Sur, destacó que “hace dos años estamos frenados en una situación de abandono total. No hay rentabilidad y esta situación perjudica a productores y consumidores”.
Daniel Caro, otro productor explicó que “se nos complica mucho por los precios de los combustibles, la energía y el gas. Ya abandonamos una parte de la finca porque los costos son altos. Producimos menos, exportamos menos, incorporamos menos maquinaria y menos gente para trabajar”.
En la misma sintonía, Marcos Techeira, productor de durazno indicó que “la fruta no tiene precio y las empresas trabajan poco. Estamos en una situación de quebranto” y agregó que “nos pagaron 0,80 por el kilo de durazno y eso castiga al productor, también al consumidor porque después le cobran la fruta una fortuna”.
También se hizo hincapié en la situación de los industriales. Carlos Hermida contó que “en el último tiempo aumentó un 1800% el gas, y un 500% la electricidad”, mientras que Mauricio Parentini agregó que “los industriales no dan para más, se incorporan máquinas que no se pueden usar por el alto costo de la electricidad y el gas”.

Fuente: diariosanrafael.com.ar

Publicidad