11 de abril de 2018 10:42 AM
Imprimir

Esperan una subida del 1% en la producción de carne de vacuno y del 3% en porcino en China durante 2018

Según el USDA

Los datos del último informe del USDA sobre previsiones para la producción de carne de vacuno en China apuntan a que este país crecerá un 1% en este concepto hasta los 7,4 millones de t, mientras que la demanda china de esta carne subirá un 3% hasta los 8,4 millones de t. Esto obligaría a mayores importaciones. Un factor principal que impulsa este aumento de la producción es el precio bajo de la leche frente a los altos precios de la carne de vacuno, lo que está llevando al cambio de producciones buscando ingresos inmediatos.

En cuanto al consumo, se espera que para 2018 llege a los 6 kg/persona ante la continuidad en el incremento de los ingresos y el traspaso de población hacia centros urbanos. Otros factores como el continuo incremento del comercio electrónico ayudan a que siga creciendo la demanda de carne de vacuno.

Respecto a las importaciones, el país comprará en 2018 1,05 millones de t de este tipo. Actualmente son 14 los países autorizados a exportar carne de vacuno a China siendo los productos de Australia, EE.UU. y Canadá los que son considerados como de mayor calidad. Frente a esto, la carne de vacuno sudamericana es considerada por la cantidad que son capaces de exportar estos países, alcanzando el 70% del total importado.

En cuanto a la carne de cerdo, esta podría legar a crecer un 3% hasta los 55 millones de t implicando un descenso de las importaciones, que podrían rondar los 1,5 milones de t y un incremento de las exportaciones chinas, especialmente a Hong Kong.

Las tendencias actuales indican que la producción ganadera se está reubicando hacia el norte y el oeste del país. En el caso de la zona sureste, pese a ser más montañosa, también ha visto crecer la ganadería porcina debido a la alta demanda de esta carne que se realiza. En el sur del país baja esta ganadería debido a las estrictas reglamentaciones medioambientales que llegan a una subida de los costes de producción.

Para 2018 se espera que siga recuperándose el censo ganadero a través de las grandes firmas productoras de ganado, ya muy integradas, pudiéndose alcanzar una producción cárnica de 54,75 millones de t. El aumento de la oferta causará presión a la baja en el precio del cerdo.

El consumo crecería hasta los 56 millones de t, según el USDA, debido a los bajos precios frente a otras carnes. Sin embargo, en las grandes ciudades el consumo está llegando a puntos de saturación, con gran parte de la población buscando proteínas alternativas, productos que consideran como “más seguros”. Además, a través de los portales de comercio electrónico los consumidores comienzan a pedir productos con marca.

Respecto a las importaciones, las estimaciones del USDA apuntan a una bajada de precios debido a una mayor producción local. Pese a esto, para 2018 podría llegar a los 1,5 millones de t. El consumo de carne de cerdo de los consumidores ya está en un nivel relativamente alto y no aumentará mucho por lo que las importaciones se reducirán paulatinamente. La mayoría de la carne que se exporta a China es congelada y se destina a las industrias de procesado.

A todo este informe de previsiones del USDA habrá que ver cómo puede influir en el comercio con China los recientes incrementos de costes arancelarios amplicados a la importación de carne de vacuno y de porcino de EE.UU.

Fuente: Eurocarne

Publicidad